• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los niños recorren el mundo a través de la creación

Plastilinarte participará por cuarta vez consecutiva en la Exhibición Internacional de Arte Infantil. Lo hará con menos obras que en 2010, por razones económicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sophie tiene 4 años y nunca antes había estado en un museo. El domingo fue su primera visita. Su mamá la preparó para la ocasión. Antes de entrar a la sala de educación del Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez le contó a la pequeña que mucha gente iba a ver el trabajo que desarrolló en los talleres de Plastilinarte y que, después de eso, guardarían su obra en una caja y la mandarían de viaje en avión, que volaría muchos kilómetros hasta llegar a un lejano país europeo llamado República Checa, para competir por un diploma en la Exhibición Internacional de Arte Infantil de Lídice. “La cara de la niña cuando vio su trabajo expuesto en la pared lo vale todo”, dice Antonio Villarroel Bastardo, director de la organización.

Es la cuarta vez que Plastilinarte se prepara para participar en la muestra, la más antigua e importante en materia de arte infantil en el mundo, que le ha valido 8 premios en 4 años. Pero competirá con menos piezas que en el pasado. De más de 40 obras pasó a enviar 25, pues son los padres de los chicos quienes se encargan de financiar los costos de flete y embalaje. Anteriormente la organización, que no cuenta con subsidios ni patrocinios, se apoyaba en la embajada del país anfitrión para hacer llegar las creaciones, pero desde que fue cerrada, en 2011, se dejó de usar la valija diplomática para esos fines.  

Antes de partir, las piezas seleccionadas se expondrán en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez durante dos semanas. A finales de febrero, la selección se mudará al Museo de Arte Contemporáneo.

Las obras fueron elaboradas por los niños que asistieron durante el año pasado a los talleres de la institución, realizados en diversos museos, galerías y colegios de la Gran Caracas. En 2012, los pequeños trabajaron con artistas contemporáneos como Reymond Romero, Paul Parrella, Efraín Ugueto y Starsky Brines, que también participan en la exhibición. Anteriormente habían visto la historia de la pintura venezolana desde Arturo Michelena hasta Carlos Cruz-Diez.

Como parte de ese programa, llamado Artistas en Plastilina, los niños entraron en contacto con maestros de la talla de Abilio Padrón y Apolinar. “Para nosotros es importante que se familiaricen con las obras que van a reinterpretar, bien sea compartiendo el proceso con el artista o mirando directamente las piezas originales. Uno de los objetivos del programa es ampliar la educación artística en el país; otro, hacer que los pequeños valoren a los creadores nacionales”, expresa Villarroel.

En la muestra se incluyen también trabajos que se crearon en una serie de talleres de arquitectura realizados con la Alcaldía de Baruta, una escuela pública de El Hatillo y el Museo de Arte Popular Bárbaro Rivas de Petare. Los chicos reinterpretaron íconos arquitectónicos del casco histórico de Petare y de El Hatillo. La plastilina les sirvió para imitar el fuerte colorido de las casas coloniales. “Nos habíamos propuesto salir más a la calle e invitar a los niños a mirar la ciudad, a desarrollar un sentido de pertenencia a través del arte. Para ellos es extraordinario saber que su visión del entorno también cuenta, que su obra la muestren en museos a los que acuden adultos, que la manden de viaje”, concluye el facilitador.