• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sascha Fitness: Es necesario entender que comer sano no tiene por qué ser fancy

Barboza es licenciada en administración con certificación como personal fitness trainer y estudios en nutrición fitness | Foto: Alexandra Blanco

Barboza es licenciada en administración con certificación como personal fitness trainer y estudios en nutrición fitness | Foto: Alexandra Blanco

Sascha Barboza, gurú zuliana de platos balanceados y músculos tonificados, presentó su guía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuenta Sascha Barboza que su boom comenzó cuando abrió la cuenta de Instagram, una plataforma con ventajas para su propósito: compartir tips de nutrición y entrenamiento y, a través de imágenes, mostrar su progreso después del embarazo para estimular la fuerza de voluntad en quienes asumen sus consejos como un mandato divino. En Twitter tiene cerca de 320.000 seguidores, pero en la red social fotográfica es la mujer más seguida en el país: 361.000 y contando.  

La zuliana, predicadora de la vida saludable, cumplió uno de sus sueños. En una ceremonia celebrada en el Renaissance de La Castellana, en la que sirvieron mojitos cubanos con Splenda, presentó Las recetas de @SaschaFitness. El libro, que tuvo como madrina de bautizo a Ana María Simon, es descrito como una guía práctica para aprender un estilo de vida, que va más allá de las dietas y la aspiración de perder peso en plazos imposibles.     

“En este país la gente hace cola por plasmas, electrodomésticos y por Sascha Fitness”, dijo Simon en la velada, mitad en broma mitad en serio. Según voceros de la editorial Planeta, la publicación fue la más vendida de la Feria del Libro de Baruta: el público arrasó con los 300 ejemplares disponibles. Lo mismo ocurrió con otros 200 que se ofrecieron en la noche de presentación.

Barboza conversa ahora, sentada en el lobby del hotel, mientras transcurre una mañana caraqueña. “Tengo una vida más simple de lo que los demás piensan. No soy farandulera. Soy un ama de casa. Hago la página web, doy las asesorías, escribo, todo desde allí. Porque me gusta estar con mi hija. No tengo niñera, por ejemplo. Me escapo dos horas cuando voy al gimnasio o cuando hago diligencias”.

Dice que le dedica unas tres horas diarias al Twitter y al Instagram, que maneja de manera espontánea. Revela que le han recomendado community managers, pero no le encuentra sentido a delegar esa función. “Soy muy celosa con mis redes”, confiesa. Y más tarde, refiriéndose al libro, completa: “¡Soy muy controladora!”.

No es difícil inferir ese rasgo. La licenciada en Administración de la Universidad Rafael Urdaneta –con certificación como personal trainer y estudios en nutrición fitness– prefiere ver las fotos que le toman antes de ser publicadas. Mira la cámara y descarta: “Acá no me veo bien”. Cuando no está en medio de la entrevista o la sesión de fotos, no opta por la charla casual. Prefiere sumergirse en su iPhone, que suena y suena. Lleva ropa deportiva, ajustada. Luce su cuerpo envidiable, que la gente voltea a ver. Mujeres y hombres. Y cuando la cámara está a punto de disparar, saca una sonrisa perfecta que tenía guardada cual conejo en el sombrero de un mago.

“Tengo una influencia directa –expresa– porque he mantenido mi credibilidad. Nunca he comprometido lo que soy por dinero. Quieren que sea imagen de muchas marcas y les digo que no. Soy muy estricta en cuanto a eso. Apoyo a Reebok  porque no genera nada negativo y me fascina ese lema ‘Live with fire’, que promueve el fitness como estilo de vida. Con las compañías de alimentos es más difícil porque repercute en la salud del consumidor”.

En Las recetas de @SaschaFitness expone fundamentos básicos, ejercicios, datos clave y divide el recetario en desayunos, platos calientes y postres. Presenta un abanico de posibilidades alimenticias: “Es cuestión de tener un presupuesto y establecer prioridades. Es necesario entender que comer sano no tiene por qué ser fancy. Las merengadas de proteínas y los productos light son adornos que hacen de este estilo de vida algo más fácil, pero no son la base. La raíz es la alimentación natural”.