• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La vasta y necesaria muerte desentraña la violencia citadina

La historia, escrita por Héctor González, fue galardonada con el premio de novela breve que otorga la Asociación Concurso Internacional de Escritura Creativa. Fedosy Santaella, que formó parte del jurado, destacó que hubo una cantidad de obras significativas infuenciadas por la novela negra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Héctor González es el ganador del II Concurso Internacional de Escritura Creativa, mención novela breve, por su obra La vasta y necesaria muerte. El jurado estuvo conformado por José Tomás Angola, quien publicó recientemente su poemario Los legajos del Marqués, Violeta Rojo y Fedosy Santaella. La convocatoria reunió más de 180 novelas, no solo de Venezuela, sino de Argentina, España, Perú, Colombia, EE UU, México, Canadá e inclusive Grecia. El ganador recibirá un premio en metálico y la edición de su obra por parte de Libros El Nacional. Esta será presentada el primer trimestre del año 2016.    

González nació en Caracas, en 1989, y estudió Administración, mención Recursos Humanos. Ha publicado dos novelas: El encanto de los derrotados (2013) y Entre putas y culpables (2015), ambas bajo el sello editorial Negro sobre Blanco. También fue ganador del primer lugar del Concurso Nacional de Cuento "Arturo Croce", coordinado por la Gobernación de Táchira, por "La ciega" (2014).

Comentó que siempre ha sido un lector asiduo, incluso tuvo que vender parte de su biblioteca porque no tenía espacio para más libros. Escribe desde los 15 años, aunque, hasta hace poco, no se había atrevido a sondear el sistema editorial del país. Destacó la influencia de autores clásicos como Dostoievski y otros más contemporáneos como el portugués António Lobo Antunes.

La vasta y necesaria muerte narra la historia de Vicente Rosario, protagonista de la novela, un joven venezolano que se muda de Caracas porque no soporta el frenetismo citadino y decide empezar una nueva vida en un pueblo de los Andes. La violencia es un tema paradójico en la trama: se aleja de ella, pero el verdadero foco está dentro de él. El narrador en primera persona se pasea por todos los delitos que ha cometido Rosario, quien a sus 35 años ya está cerca de la muerte.

González confesó que escribió la novela en dos meses. Añadió que juega con elementos de la novela negra, pero no quiere "encasillarla dentro de un género específico". También destacó la violencia característica de la capital: "Caracas es la capitalización del mal. Estamos viviendo una época sin garantía, todo funciona como una perfecta maquinaria de perversidad. Sobrevive el más fuerte, darwinismo social".

José Tomás Angola recalcó el trabajo psicológico de los personajes de la obra y destacó que el tópico de la violencia en la trama está presente no solo en la literatura venezolana, sino también en toda Latinoamérica. Los juicios de valor no forman parte de la historia, que el lector juzgue por sí mismo lo que plantean cada una de las situaciones.


Española logró mención honorífica

Flor de Lis Epifanio Navidad es una escritora española que ha llevado sus estudios de criminología a la literatura, a esto se suma su gusto por Dashiell Hamett, Jorge Luis Borges y, uno de sus libros de cabecera, El niño, de Jules Vallés.

Fue reconocida con la mención honorífica a la novela breve por Círculos concéntricos, que será publicada en la plataforma en línea Libros en un Click. "Siempre es una ilusión recibir una mención", expresó la autora, tras conocer su reconocimiento.

Epifanio Navidad explicó que la novela es acerca de Abelardo, personaje que trata de disfrutar de su vida porque es muy aburrida, pero entre los intentos por lograr su objetivo afecta una amistad.

Fedosy Santaella señaló que Círculos concéntricos le pareció interesante por girar en torno a la literatura negra que se enfoca en el criminal. Comentó que es una mezcla también del género negro con road movie. "Consideramos que podría mejorarse el inicio, pero lo que viene después resulta interesante", dijo. Mencionó que hubo una cantidad de textos significativos enmarcados dentro este estilo.

José Tomás Angola subrayó que se nota el oficio de la escritora. Indicó que es atractivo el hecho de que no se reinvente ningún género, sino que se trabaje desde la esencia. El poeta comentó que es necesario dar oportunidades a las personas que tienen serias intenciones de dedicarse a la literatura.

Ibéricos también figuraron en el teatro

En dramaturgia fue galardonado el español Miguel Ángel González González por El país de los cuerdos. Resalta "su maravilloso manejo dramatúrgico, su calidad estructural, su universalidad de contenido y la lograda unificación entre dos artes como el cine y el teatro", apunta el veredicto.

Además, se hicieron menciones especiales a El año que racing que quedó campeón, del argentino Carlos Alfredo Müller, y Menos cincuenta, de la venezolana María Fernanda Godoy.

El jurado estuvo conformado por Inés Muñoz Aguirre, Gerardo Blanco López, José Miguel Vivas, Daniel Dannery y Joaquín Ortega.

El Concurso Internacional de Escritura Creativa busca expandirse fuera de las fronteras de Venezuela; Panamá y España son algunos de los países que Olga Fuchs, coordinadora del evento, ha pensado para llevar la iniciativa al público extranjero. La próxima edición se realizará en el 2017 y buscará integrar otro tipo de géneros literarios y audiovisuales, hasta el momento han premiado novela breve, dramaturgia, cuento, ensayo y poesía. Fuchs señaló que este concurso promueve el idioma español en todo el mundo y, sobre todo, la escritura creativa, "base fundamental de todas las expresiones artísticas".