• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Muchos murieron porque no quisieron abandonar a sus amigos”

Jesse Hughes y Josh Homme lideran la banda de rock alternativo | Foto: consequenceofsound.net

Jesse Hughes y Josh Homme lideran la banda de rock alternativo | Foto: consequenceofsound.net

Jesse Hughes contó que varios de los que se escondieron en su camerino durante los ataques del 13 de noviembre en Bataclan fueron asesinados  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cantante Jesse Hughes, líder de Eagles of Death Metal, contó que varias personas del público se refugiaron en el camerino de la agrupación estadounidense, pero igualmente fueron alcanzados por los terroristas, quienes los asesinaron en la matanza del 13 de noviembre en París.

“Muchos murieron porque no quisieron abandonar a sus amigos. Muchas personas se pusieron delante de otras (para protegerlas)”, relató el vocalista de la agrupación que ese viernes en la noche se presentaba en la sala de conciertos Bataclan.

El intérprete narró lo que ocurrió ese día en una entrevista con Vice.com. "Los asesinos lograron entrar al camerino y mataron a todos, salvo un niño que se había escondido debajo de mi chaqueta de cuero", dijo el músico con voz visiblemente afectada.

La versión completa de la entrevista será publicada la semana próxima en el portal. Los atentados, que se cometieron simultáneamente en París y en sus alrededores, causaron la muerte de 130 personas, 89 en la sala de conciertos Bataclán, y centenares de heridos.

Joshua Homme, otro de los integrantes del grupo que también forma parte de Queens Of The Stone Age, aparece en la entrevista, la primera que dan los músicos luego de los atentados.

El fin de semana, Steven Tyler de Aerosmith declaró a TMZ que no tiene ningún problema en presentarse en Bataclan en los próximos meses. “No podemos dejar que ellos dicten nuestro futuro”.

Agrupaciones como Deftones, Foo Fighters y U2 suspendieron los conciertos que tenían previsto realizar en Francia, donde se aprobó un estado de emergencia durante tres meses.