• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El mundo da el último adiós a Claudio Abbado

A petición de la familia, el sepelio del maestro será un acto privado para un grupo reducido de allegados | Foto EFE

A petición de la familia, el sepelio del maestro será un acto privado para un grupo reducido de allegados | Foto EFE

En la basílica de San Esteban, en Bolonia, se lleva a cabo el velorio, que estará abierto al público hasta la medianoche de mañana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La basílica de San Esteban, en Bolonia, es el lugar para que la familia, fanáticos, amigos y compañeros del director de orquesta Claudio Abbado puedan rendirle homenaje –desde ayer hasta la medianoche de mañana–, informaron medios italianos.

Un pequeño cortejo fúnebre encabezado por el presidente de ese país, Giorgio Napolitano, acompañó ayer el ataúd con los restos mortales del maestro.

Por deseo de la familia el entierro será ante un estrecho círculo privado. Entre quienes acudieron ayer a la iglesia a despedirse del ex director musical de La Scala y de la Filarmónica de Berlín figuran el ministro de Cultura de Italia, Massimo Bray, y el arquitecto –también italiano– Renzo Piano. Muy pocas flores han sido colocadas frente al ataúd, pues la familia prefirió que ese dinero se donara a fines benéficos: “Pedimos, por respeto a la memoria de Claudio, no enviar flores ni necrológicas, sino demostrar su recuerdo mediante donaciones".

Para honrar la memoria de Abbado, Daniel Barenboim conducirá la orquesta de La Scala ante una sala vacía con las puertas abiertas, para que la Marcha fúnebre de la Tercera sinfonía de Beethoven se escuche afuera. La actividad se realizará el lunes y será transmitida en la Piazza della Scala. La última vez que en La Scala se llevó a cabo un concierto similar fue en 2005, como tributo al director Carlo Maria Giulini.

En Sevilla, España, el director mexicano Carlos Miguel Prieto encabezará esta semana una serie de conciertos que dedicará a Abbado.

Reacciones. Su pérdida, después de casi 81 años de vida, supuso una oleada de reacciones en Italia, donde la mayoría de las autoridades políticas y culturales expresaron palabras de condolencia. “Con su talento, su abnegación y los excepcionales resultados alcanzados a nivel nacional e internacional en el curso de su dilatada carrera, ha sido y continuará siendo un punto de referencia para todo el país. El mundo de la música pierde un protagonista absoluto”, dijo el primer ministro italiano, Enrico Letta. El presidente Napolitano quiso sumarse a los homenajes: “No solo como antiguo amigo y admirador, sino como representante de la colectividad nacional”. “Fue un hombre que encumbró en Europa y en el mundo la gran tradición musical de nuestro país, contribuyendo con su gran talento y su profunda sensibilidad civil a la apertura de nuevos caminos para un rico desarrollo de la relación entre la cultura y la sociedad”, agregó el mandatario.

Barenboim señaló: "Se pierde a uno de los grandes músicos de los últimos 50 años y uno de los pocos músicos que mantenían una relación muy estrecha con los diferentes géneros musicales".  El director titular de la Filarmónica de Berlín, Simon Rattle, recordó en un comunicado su entrañable relación con quien le antecedió en ese podio. “Hemos perdido a un gran músico y a un hombre muy generoso”, indicó. Los músicos de la Filarmónica también lamentaron el fallecimiento de Abbado. “Su amor por la música y su insaciable curiosidad eran una inspiración para todos nosotros”.

La Scala lo reconoció por dejar su marca como director: “Sin límites y como músico sin prejuicio, un hombre de teatro listo para el riesgo, un hombre que pensó en abrir el mundo”.

“Con muy pocos otros directores se ha utilizado tantas veces en las críticas la expresión ‘momentos mágicos’. Con muy pocos directores han estallado los aplausos de forma tan atronadora incluso con obras muy difíciles”, dijo Helga Rabl-Stadler, directora del Festival de Salzburgo.