• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El mundo cultural alza su voz ante la nueva Asamblea Nacional

Creadores, directores y empresarios solicitan atención y respuestas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las artes no son prioridad. Deberían serlo. Por eso luchan a diario los representantes del sector, tanto desde sus creaciones en un escenario, una sala expositiva o una hoja en blanco hasta sus acciones más políticas. Cuando hoy se instale la nueva Asamblea Nacional, los artistas asumirán otro papel: ser contralores de la labor de diputados en la Comisión de Cultura y Recreación. Desde los distintos ámbitos ­artes plásticas, teatro, danza, cine, televisión, el mundo editorial y el musical­ los creadores hablan de sus demandas para este nuevo período parlamentario: asistencia social a los artistas, un verdadero conocimiento y atención de lo que significa la cultura, revisión y debate abierto del marco legal, una discusión de la esencia del sistema de medios de servicio público, más acción y menos politización, promoción del talento nacional y así como un mayor apoyo económico y construcción de los lugares adecuados para el desarrollo de las diversas disciplinas están entre las prioridades.

Conocimiento real del sector
La investigadora y curadora María Elena Ramos considera que la Asamblea Nacional debe partir de la mejor intención de conocer las instituciones culturales de la manera más despolitizada y respetuosa posible. “Los museos han estado sobreviviendo con la buena voluntad de muchas de las personas que trabajan allí, pero necesitan un apoyo más real. Así también lo requieren los artistas individuales, que siempre han estado. Es importante que el Parlamento estimule el hecho de que se utilice un porcentaje de las ganancias de instituciones privadas para el crecimiento cultural. Es necesario que los diputados que se nombren para la comisión sean conocedores y sensibles al tema, que indaguen en cuáles han sido los sectores más relegados de la cultura; que prive el conocimiento especializado y no el apego al partido de gobierno”, dice

Respeto a medios públicos
Retomar la discusión sobre lo que significa el sistema de medios de servicio público, entendiendo las diversidades sociales que tiene el país, debe ser de las primeras acciones del Parlamento, a juicio de Johanna Pérez Daza, coordinadora de la maestría en Comunicación Social del Inico. “Venezuela se ha quedado rezagada en este aspecto y en el caso de la televisión, los
intentos han sido fallidos, tergiversados para que se adapten a una tendencia política. Esto va en descrédito de lo que tiene que ver con la función cultural y formativa de los medios de comunicación. Además, es necesario que los canales revisen puertas adentro su autonomía, porque es notorio el cambio que ha habido por presiones políticas. Por eso muchas
audiencias migran a la televisión por suscripción y, en lo informativo, a las redes sociales, en las que no siempre hay verificación”

Examinar Ley del Libro
Mariana Marczuk, directora general de Planeta Venezuela, cree que para el sector editorial una prioridad es la revisión de la Ley del Libro, cuya discusión se hizo sin tomar en cuenta las propuestas de la Cámara Venezolana del Libro ni del gremio: “Era muy peligrosa y no se invitó a nadie”, dice. Y agrega otros temas: ³Que se analice crear una providencia en Cadivi para pagar derecho de autor, no solo en el mundo editorial sino también musical. Flexibilizar controles para realizar importaciones para que la oferta editorial sea más amplia y diversa. La cultura no debería necesitar una Carta de No Producción para importar. Habría que eliminar eso. Dos millones de dólares es lo que se necesita para resolver el problema editorial. La nueva asamblea debe plantearse la posibilidad de hacer normas que agilicen los procesos”

Proyección musical
Para Félix Allueva, director del Festival Nuevas Bandas, lo primero es concebir el sector musical como una industria: “Es un factor que puede producir ingresos al país. Es urgente generar un acercamiento, reunión, con los factores de esa industria para articular la música con la coyuntura que vive el país y determinar qué es lo que queremos. Actualmente tenemos un grave problema que es que la mayoría de los músicos y vinculados al sector cuando llegan a cierta edad no tienen ningún tipo de protección. Creo que hay que legislar mucho sobre turismo y música: tenemos potencialidad inmensa, así que se debe reforzar la presencia en la vida nocturna. Allí puede haber una salida para que la gente tenga trabajo y se conozca lo que hacemos. Se debe trabajar también en la proyección internacional de nuestra música, desde el pop hasta el folclore”.

Teatro con legislación
El director de teatro Orlando Arocha asegura que es más que necesaria una Ley Orgánica de Cultura que sea amplia, abierta a todas las manifestaciones y que les permita a los creadores teatrales formar parte de una normativa a través de la cual puedan consolidar sus derechos. El artista, que está al frente de la compañía Teatro del Contrajuego, agrega: “Poseer la libre
expresión, gozar de subsidios o aportes que permitan el desarrollo real de una labor que siempre apuesta a su propia energía o devenir, pero que necesita más apoyo, requiere más espacios. Un mayor respaldo a la escritura creativa, la publicación. Es importante que la nueva Asamblea Nacional nos diera leyes con las que pudiéramos consolidar lo que han querido los artistas: seguro social, formas de asistencia a los creadores de la tercera edad que abandonaron su actividad”

Inversión privada
Una participación adecuada del sector privado para que el cine no quede únicamente en manos del Estado es parte de la solicitud que hace Carlos Oteyza a los nuevos diputados. El realizador afirma: “Que se generen las condiciones para que el empresariado pueda participar y no sea el gobierno el único motor. Se han cerrado varias puertas para la participación privada porque los gobernantes lo han tomado como bandera política. Es necesario que se estimule la inversión, como sucede en otros países del mundo. Ya sabemos que es una industria deficitaria por el alto costo que implica, en Venezuela no se recupera una película, pero que la inyección de capital pueda promover más actividad y exista la diversidad que se merece el cine venezolano. De
esta manera, no quedaría toda la fuerza económica en un solo lado de la balanza en estos tiempos”

Espacios apropiados
No solo en el crecimiento de la danza hay vacíos, sino en las artes en general. Así lo señala la coreógrafa y directora de Danzahoy, Luz Urdaneta. “La danza en lo particular requiere de una infraestructura con características específicas. Es un género para el que se necesitan espacios apropiados de creación y entrenamiento. En materia de cultura, se debe trabajar en una legislación que promueva la creación tanto de los individuos como de las salas, que se definan los parámetros que regulen su financiamiento, abriendo las posibilidades para el diseño de mecanismos de participación de la empresa privada y que se apoye la circulación tanto nacional como internacionalmente. Creo que es importante que desde la Asamblea Nacional se impulse la participación de todos los actores, públicos y privados, en la elaboración de estas políticas culturales”

Espectáculo internacional
El productor José Luis Ventura lamenta que la situación económica, fundamentalmente, haya imposibilitado las presentaciones de artistas internacionales por los altos costos que implica. “Se hace imposible trabajar. Un jazzista de renombre, por ejemplo, te puede cobrar mínimo 20.000 dólares de honorarios. A eso hay que sumarle gastos de pasaje, estadía, traslados, viáticos, producción; y si viajan con más personas, la cosa se multiplica. Y es muy difícil recuperar al final cuando sacas cuenta.

No es negocio para nadie. Es primordial, por otro lado, el realce de los artistas nacionales, porque talento tenemos de sobra. Además, rescatar los lugares emblemáticos. Yo vengo del Teatro Teresa Carreño y sé que ahora se hacen cosas, pero darle más proyección a los espectáculos que se presentan, cabida a más proyectos. Es lo que debería venir”