• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La multiculturalidad vive en el DRAE

FOTO CORTESÍA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA / ARCHIVO

FOTO CORTESÍA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA / ARCHIVO

Luego de 13 años, la Real Academia Española añadió a la publicación 5.000 palabras y 195.439 acepciones, entre ellas los nuevos vocablos tecnológicos y términos que definen las relaciones humanas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Real Academia Española revela su multiculturalidad y su interés panhispánico al incluir en la 23º edición de su diccionario otras 5.000 palabras y 195.439 acepciones o actualizaciones. Un trabajo que tomó más de una década y que, además, agregó al lexicón 2.376 páginas.

Pedro Álvarez de Miranda, académico y director del proyecto, declaró al diario español El País que se han eliminado entradas y depurado significados.

El nuevo DRAE es testimonio de la evolución del español –hablado por 47 millones de personas en España y por más de 400 millones en América– en términos tecnológicos, de relaciones y de  incorporación de extranjerismos en el lenguaje cotidiano. Y es a su vez un retrato de los cambios vertiginosos que la sociedad de la información ha sufrido.

Algunas incorporaciones que registran el peso de las redes sociales en la vida diaria de los hispanohablantes comienzan por la T: “tuitear” y “tuit”, cuya grafía en español fue propuesta en 2010 por la Fundación del Español Urgente. Otros vocablos son “wifi”, “bloguero”, “hacker”, “teletrabajo”, “pantallazo” e “intranet”.

La nueva edición del Diccionario de la Real Academia Española ha dado un viraje en cuanto al significado de algunas palabras. Del término “femenino” se eliminaron las acepciones débil y endeble, mientras que de “masculino” desaparecieron varonil y enérgico.

“Había definiciones mejorables y es lo que hemos hecho, pero eso no quiere decir que el resultado sea un producto absolutamente aséptico y ajustado a los cánones de una corrección política extrema”, dijo Álvarez de Miranda.

En el caso de “marica”, se explica en la descripción que su uso es despectivo. Entretanto, “marido” se define como “hombre casado con relación a su cónyuge”, no necesariamente una mujer. Y como “yerno”, desde ahora se conocerá al consorte masculino de la hija o del hijo de una persona.

Entre las nuevas incorporaciones destacan “homoparental”, que se define como una familia formada por dos personas del mismo sexo. Además, se agregaron “kinder” y “lonchera”, que aunque son parte del habla cotidiana no figuraban en la publicación.

Destaca “amigovio”, que le da un nombre al concepto de amigos con derechos bajo la siguiente definición: “Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo”.

Se incluyeron los “miguelitos” como “artefactos con clavos grandes” que se usan para pinchar los cauchos de los vehículos. También “limpiavidrios”, “papichulo”, “nocaut” y “birra”, forma coloquial de referirse a la cerveza que proviene del italiano.

Asimismo, se podrá llamar “notero” a los periodistas que recogen, procesan y escriben noticias para radio, televisión o prensa.

“Propagandear” y conflictuar” entraron al diccionario como verbos. Los deportes también tienen sus palabras nuevas: ahora “taquito”, “jonrón” “pícher” y “réferi” son correctas y aceptadas.

Entre los extranjerismos, que seguirán apareciendo en cursiva porque no se han adaptado a la grafía de la lengua española, se encuentran “backstage”, “establishment”, “coach”, “spa” e “impasse”.

LAS CIFRAS
19.000 americanismos se incluyeron en la nueva edición del diccionario
1.350 palabras fueron suprimidas, entre las que se encuentran “boleador”, “fenicar” y “calántica”


Nuevos tiempos

Gisela Kozak
Escritora
Es lógico que palabras como “tuit” y “chat” hayan entrado. “Spanglish” también porque es un fenómeno lingüístico. Ahora, “sociata” y “okupa” son coloquialismos españoles prescindibles. Estoy de acuerdo con que se haya incorporado “clitoriano”, porque creo que el clítoris tiene que tener la misma visibilidad que el pene.

Leonardo Padrón
Escritor y locutor
Me llama la atención “hacker” porque es una palabra que los venezolanos hemos usado con una frecuencia inaudita en los últimos años. Era perentorio incluirla. Se puede conseguir su sucedáneo en el español, pero no tendría el peso que tiene en inglés. 

Iván Matta
Locutor
“Papichulo” está brutal. Puede ser el nombre de alguno de mis proyectos musicales. Incluso, tu suegra podría llamarte así. “Homoparental” me gusta, me parece que la RAE se está adaptando a los tiempos, es una genial idea. Es un paso en una dirección correcta.

Rafael Romero
Actor
Que acepten palabras como “tuitear” y “tuit” es lógico. Pero “papichulo” y “amigovio”, para definir al amigo con derechos, son palabras muy cómicas que quizás en Venezuela no signifiquen lo mismo que en otros países. “Homoparental” también es un concepto interesante.