• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los 12 de 2012: La movida roquera cobró fuerza en el país

El disco Cambié de nombre de Viniloversus triunfó en la categoría de Mejor Diseño de Empaque | Foto: Archivo El Nacional

El disco Cambié de nombre de Viniloversus triunfó en la categoría de Mejor Diseño de Empaque | Foto: Archivo El Nacional

El rock se abrió camino entre el jazz, lo tradicional y otras especies que no tuvieron abundante cultivo este año. El género no sólo representó al país internacionalmente. También creció por dentro. Así opinan críticos, periodistas y entusiastas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1 Madurez conceptual y deseos de roquear

Viniloversus continúa madurando su propuesta. Pareciera que ha logrado sacar provecho del formato de dos bajos eléctricos, los de Adrián Salas y Juan Víctor Belisario. Uno se va concentrando en la base, en los registros más graves del instrumento, y el otro va acomodándose dentro de la fórmula, que se vuelve más viscosa cuando se les suma el baterista Orlando “Mangan” Martínez. Y sobre todos ellos camina la guitarra envenenada y la voz de un roquero natural: Rodrigo Gonsalves.

Cambié de nombre, el que le sigue a El día es hoy (2008) y Si no nos mata (2010), fue editado con múltiples carátulas y ganó el Grammy Latino –primero del grupo en dos oportunidades nominado– al Mejor Diseño de Empaque. Si bien la victoria en el Mandalay Center de Las Vegas no lo es todo para eso que llaman el V-Rock, como lo ha afirmado Félix Allueva, promotor cultural y autor del libro Crónicas del rock fabricado acá, es una muestra de lo que puede lograr un disco sólido y honesto si tiene soporte en términos de promoción y management.

Del álbum, que fue uno de los distribuidos por el diario El Nacional este año, sonaron en radio hits como “Tu ambición”. El cuarteto estuvo de gira en México y participó en el exótico espectáculo Rock & MAU, que promete convertirse en disco en 2013. También tocó en el Festival Nuevas Bandas, en conciertos por la paz y frente a grandes concentraciones de entusiastas. Sobre la producción, Juan Carlos Ballesta, editor de la revista LaDosis, afirma: “Brutal sonido. Excelente grabación. Viniloversus sigue creciendo; imparable”.

2 La osadía

C4 Trío, el ensamble que llegó para remover los cimientos de la música tradicional venezolana –como lo afirma el periodista Juan Carlos Ballesta–, decidió rescatar a un ídolo. Los cuatristas, miembros de la Movida Acústica Urbana, se reunieron en el estudio con Gualberto Ibarreto y construyeron una pieza fundamental del patrimonio venezolano. Gualberto + C4, como lo recuerda el crítico Xariell Sarabia, fue presentado en un show en la Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño.

3 Perseverancia y buen gusto

Tomates Fritos no es una banda que nació en medio del furor roquero del último lustro. El proyecto liderado por Reynaldo Goitía –alias Boston Rex– comenzó en Lechería en 1996. A Odissey (1999) le siguieron Molly (2005) y Hombre bala (2010). Hotel Miramar, su entrega de 2012, es una joya del rock nacional, producto de años de aprendizaje y disfrute.

4 Concepto ante todo

Famasloop no deja nada al azar. Sus discos son obras redondas en las que nada escapa a su filosofía. Empaque, letras, arreglos, todo pasa por un exigente filtro. La quema representa una ruptura con sus obras previas, 3 casas y Casa 4. Un incendio destruyó aquellas edificaciones y de las cenizas surgió otra banda, libre y con apetito de hacer otra música.

5 La voz de la conciencia

Guillermo Carrasco es uno de los artistas a los que les producen alergias todo lo que rodea el hecho artístico. La promoción, los medios, el mercado, las modas, la farándula... Nada de eso contamina el proceso creativo del cantautor, que este año presentó un disco titulado Inmensa minoría, en el que por primera vez vertió tinta social y política en sus letras.

Pop made in Maracaibo

Ulises Hadjis graba sus discos como un buen artesano, con paciencia y minuciosidad. No es casualidad que el cantautor marabino haya capturado la atención del público desde Presente, su álbum debut. Tampoco es fortuito que su segundo trabajo, titulado Cosas perdidas y postulado en tres categorías a los Grammy Latinos 2012, sea uno de los más recomendados del año.

7 El libre albedrío

José Alejandro Delgado ha cobrado fama por sus presentaciones en directo. Apenas aparece en escena, el cantautor logra empatía instantánea con el público. Pero también ha demostrado que puede hacer buenos discos. Después de La ventana (2005), Canciones y poemas (2008) y A pedal y bomba (2009), editó Rueda libre, que representa un gran paso adelante.

8 El humor: divino tesoro

Los Hermanos Naturales, la agrupación que combina la música y la gracia como ninguna en Venezuela, editó en 2012 su segundo trabajo, titulado Sin aditivos químicos, que le siguió al álbum debut. Que nadie se confunda por los chistes y la picardía. Lo que hicieron Andrés Barrios y compañía fue una obra musicalmente interesante e impecablemente producida.

9 Jazz con alma de trompeta

Gerald “Chipi” Chacón, hermano del flautista Eric Chacón e hijo del productor Gerardo Chacón, es trompetista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar. Casi para cerrar el año, sacó del horno un disco que no ha tenido promoción alguna. Se trata de My Favorite Standards, un compilado de clásicos que grabó con luminarias como Luis Perdomo y Andrés Briceño.

10 Navidad celta y venezolana

A Gaélica, la agrupación que juega con especies de tradición escocesa, irlandesa, asturiana y gallega, se le hizo costumbre grabar discos navideños. Este año le ofreció al país Luz, un trabajo en el que participaron artistas como Jorge Glem y Linda Briceño. Es otra prueba de su habilidad para abordar la temática decembrina desde una perspectiva fresca.

11 Rock rudo sin titubeos

Se destaca una agrupación valenciana que irrumpió en la escena nacional este año con un rock crudo y desprejuiciado. Se trata de los Holy Sexy Bastards, ganadores del Festival Nuevas Bandas (junto con Okills). Su disco debut, que presenta una influencia marcada de músicos como Jack White, es un golpe a la cabeza de los jóvenes que quieren ser roqueros pero se lo piensan demasiado.

12  Hits con traje de cuerdas

Pedro Castillo, ex vocalista de Aditus y autor de piezas esenciales del cancionero pop venezolano, escogió un puñado de temas de su repertorio y se los dio a Pedro López para que les hiciera arreglos orquestales. El resultado fue grabado en directo con la Orquesta Sinfónica de Venezuela y se convirtió en un álbum antológico titulado Algo sinfónico entre tú y yo.

La Cifra

100.000 es el número de ejemplares que Guaco vendió del disco Escultura, que fue distribuido por El Nacional durante un fin de semana a partir del viernes 27 de octubre. Es una cantidad llamativa por sí misma, pero además sorprende si se considera la rapidez con que los álbumes llegaron a manos de la audiencia. Gracias a la plataforma del diario, el grueso de la venta se realizó en un lapso de 72 horas.

Un año pop

2012 no fue el año más nutrido en cuanto a presentaciones de intérpretes extranjeros. Jennifer López, que actuó en el país por primera vez, fue la artista de mayor relevancia comercial –por lo menos en el mercado anglosajón– que visitó Venezuela. También hubo conciertos de Demi Lovato y de Roxette.

Tanto Il Volo como Il Divo estuvieron en Caracas. Vicente Fernández se despidió una vez más y Menudo se reencontró otra vez. En el estacionamiento de El Nacional se realizaron shows variados. La banda mexicana Zoé actuó exactamente en el mismo lugar donde meses después tocaron los guitarristas del G3 y el ex Guns N’ Roses Slash.

En el CCCT se presentaron Julio Iglesias, el vallenatero Prince Royce, los Hombres G y dos espectáculos particulares: uno con Olga Tañón y Natalia Jiménez y otro con Marc Anthony y Chayanne.

Ricardo Arjona volvió. Los Smashing Pumpkins dieron un concierto ruidoso en el CIEC de la Universidad Metropolitana como parte de un programa filantrópico de Buchanan’s. En el Centro Cultural BOD-Corp Banca se presentaron músicos como Kevin Johansen y la mallorquina Buika. Eddie Palmieri y el bailaor Joaquín Cortés actuaron en la plaza Diego Ibarra. El show más multitudinario lo realizaron Rubén Blades, Gustavo Dudamel y la Sinfónica Simón Bolívar, que interpretaron el disco Maestra vida en directo en La Carlota.