• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un mexicano histórico: Cuarón tras el primer Oscar para un director latino

El realizador detrás de Gravedad, según su colega James Cameron, hizo la mejor película espacial de todos los tiempos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al espacio en idioma español


Un total de 22 directores nacidos fuera de Estados Unidos han ganado el Oscar, pero nunca antes un latinoamericano. Al recoger el premio interno del gremio de los realizadores (que ha coincidido con la Academia en 25 de los últimos 30 años), el mexicano Alfonso Cuarón prácticamente amarró la estatuilla dorada por Gravedad. Basta la primera hora del drama de ciencia ficción para constatar que Cuarón se erigió como pionero de nuevas fronteras técnicas y visuales en el arte cinematográfico. Su colega James Cameron, director de las dos películas más taquilleras de la historia, lo resumió así: “Gravedad es el mejor filme espacial que se haya hecho, el más bellamente fotografiado”.

Nativo de Ciudad de México, de 52 años de edad, Cuarón consiguió reconocimiento internacional gracias a la película del género de “carretera” Y tu mamá también (2001), que le dio, como guionista, la primera de sus seis postulaciones al Oscar. Ya en 1995, a los 34 años, estaba trabajando como realizador en Estados Unidos, lo que contribuyó para establecer importantes contactos en la industria de Hollywood, aunque sin perder sus raíces en idioma español. No había dirigido más desde el sensible drama de ciencia ficción Hijos del hombre (2006): buena parte de estos años los empleó en su proyecto más ambicioso, una historia situada a 400 kilómetros de distancia de la superficie terrestre, sin sonidos ni gravedad, que según las mediciones de apuestas de la página Oddschecker.com le concede 92,3% de posibilidades de triunfo.   

 

El comprometido


Tocayo del actor que protagonizó Infierno en la torre (1974), el ex futbolista aficionado Steve McQueen es el más joven de los cinco postulados (44 años de edad) y el que dirigió la película más completa de este año en cuanto a los valores morales que tradicionalmente premia el Oscar, aunque quizás no le alcanzará para ganar la estatuilla ante Cuarón. Oddschecker.com, portal que compila apuestas sobre el Oscar, le da solo 10% de posibilidades de estatuilla al robusto londinense por el drama histórico de denuncia 12 años de esclavitud, apenas su tercera película luego de Hunger (2008) y Shame: deseos culpables (2011). 

 

El recuperado


El “nerd” David O. Russell (Nueva York, 55 años de edad) tiene su propia historia de Hollywood: ganó fama de conflictivo luego de pelearse con George Clooney en el rodaje de Tres reyes (1999) y pasó seis años sin sentarse en la silla playera de director, hasta que regresó con tres vibrantes películas: Nacido para vencer (2010), Los juegos del destino (2012) y ahora Escándalo americano. Con las tres ha estado postulado como director o guionista, hasta ahora sin triunfos. Oddschecker.com le da 2,17% de posibilidades. A diferencia de Scorsese, Payne o en menor medida Cuarón, todavía dista de ser un autor, en el sentido de poseer un cuerpo cinematográfico artísticamente coherente.

 

El viejo lobo


Martin Scorsese solo ha ganado un Oscar (Los infiltrados, en 2007) por una única razón: se trata de un director “maldito”, cuyas películas no son optimistas ni enaltecedoras de preciados valores morales, sino que dejan desnudo el lado perverso intrínseco a la condición humana. El neoyorquino de 71 años, el decano en edad y genio entre los cinco postulados (ha dirigido obras maestras del cine de todos los tiempos como Toro salvaje, Buenos muchachos y Taxi Driver), compite por octava vez en la categoría con la kilométrica y excesiva El lobo de Wall Street, pero Oddschecker.com le da solamente 1,49% de probabilidades de estatuilla.   

 

El itinerante


Se ha hecho un especialista en el género conocido como road movie (“película de carretera”): recorrió los viñedos de California en Entre copas (2004), la insularidad de Hawai en Los descendientes (2011) y ahora, fotografiada en sublime blanco y negro, la sencilla y despoblada melancolía de su estado natal (y los circunvecinos) en Nebraska. Alexander Payne, de 53 años de edad, ha estado postulado al Oscar por las tres películas, hasta ahora sin triunfos. El portal de apuestas Oddschecker.com le coloca de último entre los cinco postulados, con expectativas de triunfo de solo 0,66%. Aunque perfectamente podría ser el número uno en poesía.