• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Meryl Streep ahora es roquera

En el filme actua también la hija de Meryl Streep, Mamie Gummer

En el filme actua también la hija de Meryl Streep, Mamie Gummer

Ricki and The Flash es una película que se estrenará próximamente. En el elenco también figura su hija Gummer de 32 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque todo el mundo sabe que Meryl Streep, de 66 años, es una buena cantante, en su nueva película la actriz va un paso más allá y se cuelga la guitarra eléctrica para convertirse en una rockera.

Ricki and The Flash, que se estrena próximamente, pone a Streep en la piel de una mujer que dejó a su familia para perseguir sus sueños musicales y que, años después, debe hacer un paréntesis en su vida como líder de un grupo de versiones en un bar de California para regresar a casa ante los problemas de su hija.

Streep canta y maneja con destreza la guitarra. La tres veces ganadora del Óscar interpreta en esta película a la madre de Mamie Gummer, su propia hija.

"Fue muy divertido y estoy muy orgullosa de ella, porque creo que es fantástica", dijo Streep en una entrevista. En pantalla, las dos mantienen una relación de amor-odio que depara intensas discusiones y peleas.

Para Gummer, de 32 años y conocida sobre todo por su carrera en televisión, las escenas con su madre suponían un reto. "Estaba un poco nerviosa, porque no quería resultar hiriente de ningún modo. Pero tan pronto como Jonathan, el director, cortó la escena, la miré y tenía una gran sonrisa, ahí supe que todo estaba bien", aseguró Gummer.

La película, escrita por Diablo Cody, no desaprovecha la oportunidad de poner a Streep sobre el escenario y la rodea de músicos de lujo.

La actriz, que aprendió a tocar la guitarra eléctrica para la película, pone voz a versiones de clásicos del rock y a un par de temas más modernos, incluida una original interpretación del Bad Romance, de Lady Gaga.

El guitarrista Rick Springfield dijo que en ningún momento dudó de que Streep estaría a la altura. "Si puede lograr un acento australiano como ha hecho, me imaginé que podría dominar la guitarra", bromeó. 

La película, en cierta medida, pone también sobre la mesa las dificultades con las que muchas veces las mujeres se siguen encontrando a la hora de perseguir una carrera artística o los sacrificios que deben hacer por sus familias.

Gummer destaca el "ejemplo maravilloso" que le ofreció su madre, a la que agradece haber apostado por el trabajo que amaba. "Creo que si lo hubiese dejado todo por nosotros no sería la persona que es y no sería lo feliz que es. Creo que es importante tener una vida completa y totalmente formada para tus hijos", señaló.