• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El mercado del arte se movió al ritmo del país

Las obras de Carlos Cruz-Diez y Oswaldo Vigas son de las más cotizadas en el mercado | Fotos AP / EFE

Las obras de Carlos Cruz-Diez y Oswaldo Vigas son de las más cotizadas en el mercado | Fotos AP / EFE

Las galerías cierran 2013 con un balance positivo, aunque reconocen que los resultados no fueron tan buenos como los de años anteriores. Diciembre, tradicionalmente el mejor mes, se ha visto afectado por las elecciones y por la crisis general

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para las galerías venezolanas diciembre no solo representa la época de descanso –pues la mayoría cierra sus puertas a mediados de mes, hasta enero–, sino también el momento de mayor ganancia, porque muchos coleccionistas y público en general aprovechan el dinero de las utilidades para adquirir obras de arte.

Los galeristas afirman que tuvieron buenas ventas durante 2013, aunque no fueron tan productivas como las de años anteriores pues muchos factores han afectado el mercado, entre ellos la muerte de Hugo Chávez, las elecciones presidenciales y los más recientes comicios municipales, la inflación y la devaluación de la moneda. Son todos elementos que han hecho que el país se mueva a un ritmo lento, en medio de la incertidumbre.

La directora de la galería Artepuy, Beatriz Gil Rivero, expresa que a pesar de que los últimos meses se han hecho cuesta arriba han logrado las metas: “Algunos coleccionistas han colocado su dinero en el arte, sí hemos vendido, pero no como en otros años. Se han interesado sobre todo en el inventario de la galería: piezas de Mercedes Pardo de los años sesenta, por ejemplo. También hay un artista joven, Marcos Temoche, que ha sido muy solicitado, especialmente en el último trimestre. Esto se debe en gran parte a que sus precios son muy competitivos”.

Carmen Araujo Arte cierra 2013 con un balance positivo y de crecimiento, asegura la portavoz de la galería, Oriana Hernández. “En diciembre se suelen concretar ventas a coleccionistas. Son comercializaciones que se han trabajado a lo largo de todo el año”, señala la asistente de Carmen Araujo, que este año generó vínculos para realizar exposiciones en alianza con galerías extranjeras.

Gabriela Benaim, directora de GBG Arts, también obtuvo buenos resultados. “Diciembre se ve truncado desde hace varios años por las elecciones, que no ayudan a que las personas se sientan con el mejor espíritu navideño. Pero en esta galería en general no se hacen ventas para regalos, sino que durante todo el año se presta servicio como asesores de inversión en obras de arte”, indica.

La galerista y subastadora Odalys Sánchez considera que, debido a la situación política y de inestabilidad social que vive el país, la gente ha tomado ciertas precauciones para asegurar su dinero y una de esas maneras es a través de la adquisición de piezas de arte como forma de inversión. “Se venden como valor refugio, porque el público sabe que de esa manera su dinero se va a revalorizar más rápido que teniendo el efectivo en el banco. Hay obras que en este momento se venden más baratas que una cesta de navidad. Por ejemplo, en la subasta más reciente que hice, a principios de diciembre, se podía adquirir una pieza por 10.000 bolívares, lo que cuestan 4 botellas de whisky”.

Sánchez añade que tradicionalmente los que mejor se venden son los artistas consagrados, como Jesús Soto, Carlos Cruz-Diez y Oswaldo Vigas, aunque también hay un interés por los creadores jóvenes, cuyas obras son más asequibles y que se revalorizarán, dependiendo de su trayectoria, con el tiempo.