• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una melodía para recorrer los rincones más primitivos

La versión coreográfica de la pieza es de Claudia Capriles | Cortesía Miguel Gracia

La versión coreográfica de la pieza es de Claudia Capriles | Cortesía Miguel Gracia

El Centro Nacional de Danza se suma a los homenajes que se rinden a la pieza de Ígor Stravinsky

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre el hombre y la naturaleza hay caos, hay ansias. Una lucha entre la vida que se va, como sacrificio, para que otra llegue. Una libertad, entre la calma y la angustia, atravesada por una composición de transiciones bruscas. Así se concibe La consagración de la primavera, pieza de Ígor Stravinsky que se presentará el fin de semana en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, producida por el Centro Nacional de Danza.

Claudia Capriles adaptó la coreografía de la obra, cuya música será ejecutada por la Orquesta Filarmónica Nacional de Venezuela, dirigida por el maestro Luis Miguel González.

Una joven que danzará hasta morir en un rito de fertilidad es el argumento principal del ballet en dos actos, que se desarrolla en una Rusia pagana: “Adoración a la Tierra” y “El sacrificio”.

“Es una obra que rompió esquemas y todavía hoy es muy moderna. Además, contiene un tema muy asociado al concepto de la renuncia como un camino elegido. Llama muchísimo a la libertad desde el punto de vista del movimiento”, señala la coreógrafa y profesora de Unearte.

Los integrantes de la compañía de danza han ensayado desde julio. Durante los procesos de investigación e improvisación, Capriles ha trabajado con ellos la idea de llevar las imágenes musicales a lo físico a través de la abstracción: “Se explora el cuerpo, la columna vertebral, el abdomen bajo; esos movimientos que provienen de los sitios más recónditos, primitivos, instintivos. Traté de conectar esa estructura atonal, de ritmos irregulares que producen una tensión continua, con una coreografía que reflejara esa pulsión de vida siempre a punto de perderse”.

Centenario. La consagración de la primavera se presentó por primera vez en el Teatro de los Campos Elíseos el 29 de mayo de 1913. Entre las reacciones violentas que tuvo parte del público y la acción de la policía, la pieza tuvo que ser suspendida en el segundo acto. Pero ya no había retorno. La música de Stravinsky y la coreografía de Vlaslav Nijinsky creada para los Ballets Rusos –compañía de Sergéi Diágilev– ya habían irrumpido en la sociedad con una obra que quebrantaba el ritmo, la armonía y orquestación acostumbrados. La danza –matizada con elementos sexuales– se alejó entonces de lo clásico para coquetear con elementos contemporáneos.

Diversas adaptaciones se han hecho desde esa fecha. Entre las más destacadas está la que realizó la bailarina alemana Pina Bausch en 1975.

Con ocasión del centenario, además del venezolano, se han realizado homenajes como el de la coreógrafa Sasha Waltz con la orquesta del Teatro Mariinsky de San Petersburgo y el del maestro italiano Daniele Gatti, que dirige a la Orquesta Nacional de Francia en una versión  que incluye videos con ilustraciones del catalán Sagar Forniés.


La consagración de la primavera

Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño, Los Caobos

Estreno: mañana

Funciones: viernes, 7:30 pm; sábado y domingo, 5:00 pm

Entrada: 60 bolívares, patio; 40 bolívares, balcón