• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lo mejor y lo peor de los Globos de Oro

Will Ferrel y Kristen Wiig durante ceremonia de los Globos de Oro / REUTERS

Will Ferrel y Kristen Wiig durante ceremonia de los Globos de Oro / REUTERS

Desde la reaparición de Adele hasta el discurso de Anne Hathaway, un repaso por los altibajos de la ceremonia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo mejor:

1. El sketch de Will Ferrell y Kristen Wiig

A pesar de que el monólogo de apertura a cargo de las anfitrionas Tina Fey y Amy Poehler estuvo a la altura de las circunstancias, la aparición de la dupla Will Ferrell-Kristen Wiig (dos ex integrantes de Saturday Night Live) terminó entregando el momento más hilarante de toda la ceremonia. Los comediantes, quienes tenían que presentar el premio Mejor actriz de comedia y/o musical, pretendían no saber de qué trataban las películas por las cuales las cinco mujeres estaban nominadas y se la pasaron, durante todo el sketch, improvisando las sinopsis (o improvisando que estaban improvisando) basándose únicamente en los títulos de los films, desde Un amor imposible (Salmon Fishing in the Yemen) hasta Quartet. Finalmente, le otorgaron el Globo de Oro a Jennifer Lawrence por El lado luminoso de la vida.

2. Argo gana Mejor Película y Mejor Director

Lo que viene sucediendo con Argo en la temporada de premios es bastante inusual. Comenzó siendo una de las películas favoritas para el Oscar - y una de las pocas en poder combinar una excelente recepción del público y una no menos excelente recepción crítica -, luego perdió su protagonismo frente a Lincoln y Zero Dark Thirty - La noche más oscura , y hasta incluso llegó a sorprender en las nominaciones al Oscar, cuando Ben Affleck fue excluido de la categoría Mejor director. Unos días antes de los Globos de Oro, sin embargo, las cosas volvieron a cambiar para Argo en los Critic Choice Awards, donde tanto Affleck como el film mismo fueron reconocidos. De todas maneras, nadie se esperaba que la Prensa Extranjera de Hollywood fuera a poner a la tercera obra de Affleck en una categoría superior y mucho menos que su realizador obtuviese una estatuilla. Pero así sucedió. Entonces, ¿ahora cómo se ubica Argo de cara a los premios Oscar? Sin su director nominado, el panorama es más complicado. A pesar de esto, los dos Globos de Oro que recibió se convirtieron en una distinción necesaria para una película que, en definitiva, habla sobre la magia del cine.

3. El regreso triunfal de Adele

Con solo 24 años, Adele sigue demostrando que su carrera está destinada a acumular triunfos. No solo grabó dos discos de gran éxito (19 y 21), no solo arrasó en los premios Grammy, sino que además, luego de cancelar su gira por una operación en la garganta, tuvo un hijo y, en medio de todo, grabó una canción original (y homónima) para Skyfall, la última entrega de James Bond protagonizada por Daniel Craig. Claro que una nueva canción de Adele no iba a pasar inadvertida y finalmente la compositora subió al escenario a recibir su Globo de Oro. Su discurso fue espontáneo y divertido, y la intérprete de "Someone Like You" también le sumó la cuota emotiva al dedicarle el premio a su hijo. ¿Qué le espera a Adele ahora? Los Oscars, ceremonia en donde seguramente la podremos volver a escuchar en vivo y en la cual es más que probable que la veamos sostener otra estatuilla dorada en sus manos.

Lo peor:

1. Una aventura extraordinaria gana un solo premio

Quienes hayan visto la última película de Ang Lee sabrán que se trata de una verdadera obra de arte (no me gusta usar ese término a la ligera, pero acá es apropiado). En los Globos de Oro, sin embargo, no fue percibida de igual modo. A pesar de haber sido nominada a Mejor película y a Mejor director (todavía no se explica que hayan omitido a David Magee por su brillante adaptación de la novela de Yann Martel en la categoría de Mejor guión), Una aventura extraordinaria (Life of Pi) se tuvo que conformar con una sola estatuilla, que fue merecidamente otorgada a Mychael Danna por su inolvidable banda sonora. De todas maneras, para los Oscars, el film de Lee se posiciona como uno de los grandes favoritos, ya que cuenta con un total de once nominaciones, incluidas las de Mejor fotografía y la de Mejores efectos visuales.

2. Poco tiempo para Amy Poehler y Tina Fey

Cuando se anunció que para esta nueva entrega de los Globos de Oro ya no íbamos a poder contar con los ácidos monólogos de Ricky Gervais, la decepción no fue tan grande. Y si no fue tan grande, hay una sola razón: las sucesoras de Gervais eran nada menos que Amy Poehler y Tina Fey. Luego de un excelente inicio de ceremonia con tres grandes chistes ("No vengo siguiendo la controversia sobre Zero Dark Thirty, pero cuando se trata de tortura, confío en la mujer que estuvo casada con James Cameron" / "Anne Hathaway, nos diste una gran interpretación en Los miserables, nunca vi a nadie tan sola y abandonada desde que fuiste anfitriona de los Oscars con James Franco" / "Meryl Streep no pudo venir esta noche, tiene gripe, y nos dijeron que está increíble en ella"), las apariciones de las comediantes fueron cada vez menos frecuentes y el peso de la conducción recayó bastante en los presentadores, lo cual nos dejó tanto buenos (Kristen Wiig-Will Ferrell) como regulares (Sacha Baron Cohen) momentos en la noche.

3. El discurso de Anne Hathaway

Desde que se supo todo el esfuerzo actoral que había hecho para interpretar a Fantine en Los miserables que el nombre de Anne Hathaway fue prácticamente el único que se erigió como "cantado" para los próximos Oscars. En consecuencia, la actriz se fue volviendo más y más irritante y afectada en cada uno de los discursos que viene dando (y son muchos, teniendo en cuenta que es la favorita para arrasar en los premios de la Academia). Porque hay pocos momentos tan incómodos en una ceremonia de premiación como cuando una ganadora se muestra excesivamente calculada en su agradecimiento. Hathaway no resultó casi nunca natural y hasta incluso se hizo un tiempo para adular a Sally Field, acaso la única (salvo que sorprenda Amy Adams) en poder eclipsarla el 24 de febrero.