• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“He madurado como actriz y como mujer”

La actriz Marjorie Magri | Cortesía Televen

La actriz Marjorie Magri | Cortesía Televen

La actriz Marjorie Magri interpreta a Desirée en La virgen de la calle. Mientras descansa, la artista estudia algunas ofertas y planea hacer audiciones en el extranjero. Afirma que 40% del contenido de la telenovela de Televen fue editado, lo que le entristece. "Dimos lo mejor de nosotros y no podemos ver el trabajo en pantalla" 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marjorie Magri no se acerca a Amparo, su personaje en Las bandidas. Mucho menos a Desirée, papel que interpreta en La virgen de la calle. Es dueña de una simpatía desbordante, pero también diplomática. No se apresura a responder ninguna pregunta, aunque tampoco las evade.

Comenzó a trabajar en televisión a los 19 años de edad, pero su carrera ha tomado un impulso en los últimos dos. Es de las pocas afortunadas que ha permanecido en pantalla durante este tiempo. "Y pienso seguir creciendo", manifiesta la intérprete antes de confesar entre risas que le encanta hacer de villana nuevamente.

“Yo no llegué de paracaidista, tengo muchos años de preparación. Comencé con personajes muy chiquitos y poco a poco se me han dado las oportunidades. Y las he aprovechado. He madurado como actriz y como mujer”, señala.

—Desirée fue su primera villana. ¿Cuáles fueron las dificultades de interpretarla?

—Todo fue un reto. Venía de hacer personajes de niñas muy buenas, angelicales y estaba muy reciente Amparo, que era totalmente bondadosa. En principio pensé que hacer de mala era solo poner la cara, pero ellas también son seres humanos. Desirée es un conjunto de frustraciones: es frígida, ambiciosa, envidiosa, chismosa, posesiva, tramposa. Requirió de una preparación bastante compleja porque no quería caricaturizarla.

—Tiene dos años en pantalla, pero ahora, aparte del remake de Inés Duarte,  no hay telenovelas en producción ¿Cuáles son sus próximos planes?

—Estoy estudiando algunas propuestas. Por los momentos estoy descansando, dedicándome a mi casa y a todas esas cosas a las que cuesta prestarle atención cuando estás metida en un estudio de televisión.

—¿Ha hecho castings en otros países?

—Sí, estoy buscando otros rumbos. Quisiera que me conocieran afuera y eso solo se logra trabajando en el extranjero. Aunque estas dos últimas telenovelas en las que trabajé son coproducciones y se han vendido en muchos países.

—¿Qué pasa con el acento neutro, que es tan polémico?

—Eso es un cliché que tenemos acá. Estaba trabajando para dos empresas que son internacionales y ellas exigen tener un acento neutro. A veces dicen “hablas mexicano” o “hablas colombiano”, pero lo que estás haciendo es hablar bien. Los venezolanos somos atorados a la hora de hablar, tenemos un acento delicioso, pero hablamos gritado y a veces nos comemos las consonantes. Eso para el público de afuera es difícil de entender. Ya tengo un tiempo preparándome porque estas telenovelas, aunque son productos nacionales en cuanto al recurso humano y técnico, están hechas con canales de afuera.

—¿Ha tomado clases para mejorarlo?

—Por supuesto y no solo para eso. La preparación continua es la base de la actuación.

—Esa es la base de todas las profesiones.

—¡Sí! Uno de los temas con esta carrera es que la gente no ve qué es lo que está detrás de la pantalla. Piensan que actuar es pararse frente a una cámara y decir tres cosas, pero no tienen ni idea de la cantidad de sacrificios que hay que hacer. Este es un trabajo duro, que se lleva muchas horas, estamos en constante preparación. La actuación es una disciplina.

—¿La virgen de la calle ha sido censurada?

—Sí, lamentablemente ha sido editado por lo menos 40% del contenido de la telenovela. Como actores entregamos lo mejor de nosotros y nos da tristeza que ese trabajo no aparezca en pantalla. A mí me parece muy bien que hagan cumplir la Ley Resorte, pero a todos por igual, pues siento que no es así. De la misma forma, así como nos exigen que cumplamos esa ley, me gustaría que se cumplieran todas las leyes.

—Tiene dos años continuos en pantalla y eso es un logro en un país en el que apenas se producen dos telenovelas anuales. ¿Qué considera usted que le falta a la televisión venezolana?

—Que creamos más en nosotros. Aquí hay gente maravillosa, talento para lanzar al techo y, además, una gran capacidad de producción. Si bien la televisión no escapa a este momento tan duro que vive el país, pienso que hay que ponerle más empeño.


EPÍGRAFE

“Como actores entregamos lo mejor de nosotros y nos da tristeza que ese trabajo no aparezca en pantalla. A mí me parece muy bien que hagan cumplir la Ley Resorte, pero a todos por igual”


La virgen de la calle

Televen

Lunes a viernes, 9:00 pm