• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una lucha por los recuerdos se impone como favorita

Julianne Moore en ''Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1'' | AP

Julianne Moore en ''Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1'' | AP

La ansiada estatuilla dorada ya está casi en manos de Julianne Moore. De acuerdo con Odds Checker, las casas de apuestas la dan como la gran favorita por su papel en el filme Still Alice. Las otras nominadas son Rosamund Pike, Reese Witherspoon, Marion Cotillard y Felicity Jones. La ganadora se conocerá el 22 de febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una frenética esposa enloquece por mantener una fachada. “Increíblemente agotada”. Así acabó la actriz Rosamund Pike al terminar el rodaje de Gone Girl, en el que interpreta a una hilarante esposa con múltiples personalidades.

La cinta se presenta como un misterio, cuando la protagonista es declarada como perdida por su esposo. Pero el argumento envuelve mucho más que un simple drama doméstico y una investigación de detectives. David Fincher plantea una crítica sobre la estructura económica de la clase media estadounidense, al tiempo que se burla de cómo se moldean figuras a través de los medios de comunicación. Pike se entrega en esta interpretación de una mujer frenética, que sufre cambios físicos y psicológicos a medida que avanza la historia. Uno de los mejores papeles de su carrera.

³El rodaje fue bastante intenso, algo así como convertir tu cuerpo en un laboratorio de química. Subir y bajar de peso en varias semanas², contó la actriz en una entrevista. ³La clave está en centrarse en la verdad fundamental del personaje².

 

Reese Whiterspoon se adentra en su lado más salvaje. Cuando Reese Witherspoon se internó en el libro Wild: From Lost to Found on the Pacific Crest Trail de Cheryl Strayed, de inmediato quiso conocer a la escritora. En las páginas se relata un viaje en primera persona  por el Pacific Crest Trail, una famosa ruta solitaria a través del desierto de Estados Unidos.

³Concerté una entrevista con la autora, y cuando la tuve al frente le confesé que tenía muchas ganas de darle un abrazo. Por suerte no se espantó², recuerda la actriz.

De ahí surgió la idea de llevar la historia a la gran pantalla, con Witherspoon en el papel principal y Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club) en la dirección. Para la candidata al Oscar fue una de las experiencias más retadoras de su vida, una travesía íntima. Se adentró en este personaje que emprende un viaje solitario de 1.600 kilómetros con la intención de encontrarse a sí misma y superar una serie de problemas personales.

Con esta actuación busca su segunda estatuilla.

 

Julianne Moore pierde la memoria en la búsqueda de su primer Oscar. Julianne Moore está cerca de su primer Oscar. Después de cinco nominaciones, el 22 de febrero finalmente podría alzar la estatuilla dorada en la categoría Mejor Actriz por su papel en Still Alice.

El argumento de la película gira alrededor de la protagonista: una mujer exitosa, entregada a su familia y su carrera, que vive una gran tragedia al ser diagnosticada con mal de Alzheimer.

La artista, que ya ganó el Globo de Oro y el SAG Award por esta interpretación, se sumerge magistralmente en la piel de la doctora Alice Howland, una terapeuta del lenguaje que pierde todos sus recuerdos y conocimientos por esta imparable enfermedad, que comienza a padecer antes de los 50 años.

³No hace mucho se publicó un artículo que decía que una de cada seis mujeres de 60 años tiene posibilidades de desarrollar Alzheimer, la misma proporción que existe con el cáncer de mama², declaró la actriz recientemente. ³Estamos hablando de un mal que está ganando terreno. Lo aterrador es que una vez que eres diagnosticado hay muy poco que hacer para alterar su evolución. Es una enfermedad desconocida y hace falta dinero, tiempo, investigación. Con más apoyo podría descubrirse pronto algo que realmente funcione².

En el sitio de apuestas Odds Checker sitúan a Julianne Moore como ganadora del Oscar con 50,2% de favoritismo.

 

La sorpresa francesa de las nominaciones. El nombre de Marion Cotillard en las nominaciones del Oscar fue toda una sorpresa. Jennifer Aniston se escuchaba como finalista por su actuación en Cake, pero fue desplazada por la actriz francesa, protagonista de la cinta belga Two Days One Night.

Cotillard ha demostrado su versatilidad interpretativa en diversos papeles, desde los más comerciales hasta las historias de autor. En esta propuesta de los hermanos Dardenne, la actriz se envuelve en un personaje bastante común en los últimos tiempos, una mujer que atraviesa por una dura crisis económica y que es despedida de su trabajo. Sandra (Cotillard) tendrá una

opción: convencer a sus compañeros de no aceptar un aumento para que ella pueda conservar su puesto de trabajo. Tiene solo dos días y una noche para lograr su cometido, tiempo que es retratado por la cámara de los directores de manera implacable. La artista podría ser un batacazo y alzar su segunda estatuilla dorada el 22 de febrero.

 

Felicity Jones es testigo de una enfermedad sin retorno. La historia está contada desde los ojos de una amiga, esposa, compañera.

Jane Wilde, esposa del conocido Stephen Hawkins, contó en sus memorias la relación que mantuvieron desde sus años en la universidad. La historia se adentra en el diagnóstico y evolución de la enfermedad motoneuronal que el científico comienza a sufrir a comienzos de los sesenta. Felicity Jones interpreta a Jane en la cinta The Theory of Everything, en la que comparte la protagonización con Eddie Redmayne. Más que una biografía, la película se centra en el dolor de este personaje, quien no se detuvo en su afán de superación, se peleó contra el destino y dejó su nombre en la historia. En el caso de Hawkins y sus teorías científicas revolucionarias, ha logrado imponerse a la enfermedad gracias a su sentido del humor. ³Stephen es muy divertido, es increíble con el lenguaje y las palabras, ha tenido una vida excepcional², dijo la actriz en una entrevista, en la que aseguró que fue una gran experiencia conocer en persona a Jane Wilde para darle fuerza a su personaje. Jones se encuentra de última en las apuestas del Oscar para la categoría Mejor Actriz.