• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La llegada de figuras televisivas enseña a unos vecinos a convivir

El montaje infantil trae a la vida a personajes de telenovelas y videojuegos | Foto: Cortesía Mango Teatro

El montaje infantil trae a la vida a personajes de telenovelas y videojuegos | Foto: Cortesía Mango Teatro

Mango Teatro presenta Sintonía… o hay un extraño en casa. Dirigida por Jennifer Flores, critica que la gente se aísle en la tecnología

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de amigos se reunió en un café para repasar historias pendientes. Pero la conversación se quedó a medias, pues terminaron concentrándose más en sus celulares.

La historia, aunque ficticia, cada vez es más común y preocupa a muchos. Entre ellos a la actriz y directora Jennifer Flores, razón por la cual decidió escenificar Sintonía… o hay un extraño en casa. Escrita por Elio Palencia en 1991 y estrenada ese año por el Grupo Thalía, la pieza infantil se presentará desde hoy en el Celarg.

La agrupación que interpreta el montaje es Mango Teatro, que cuenta un año de vida profesional, pero sus integrantes –artistas egresados de Unearte– tienen otros tantos sobre las tablas. Por ejemplo, cuentan en su repertorio Aquí no paga nadie, adaptación de una obra del italiano Darío Fo.

Luego de una temporada en el Teatro Nacional y cuatro funciones en el Principal, la compañía decidió presentar Sintonía… o hay un extraño en casa a otro público. “Es el primer montaje que dirijo. Me llamaba la atención comenzar con una obra para niños, que no es lo más sencillo, todo lo contrario. Ésta es de mis favoritas. Admiro a Elio Palencia, es de los grandes dramaturgos venezolanos que han escrito sobre temas sociales. La pieza habla del bombardeo de la tecnología, en especial de la televisión, en la que cada vez las personas se aíslan más”, afirma Flores.

La historia comienza en el Cielo, donde una corte de ángeles decide enviar a uno de sus más jóvenes integrantes a la Tierra, para cumplir una misión. Aterriza en un edificio y se hace pasar por vendedor, pero nadie quiere abrirle la puerta de su casa. Al darse cuenta de lo embelesados que están los vecinos con la televisión, hace aparecer a sus personajes favoritos para que convivan con ellos. Así llegan un Mario Bros malhumorado porque le duelen las piernas de tanto saltar y una protagonista de telenovela que no para de llorar. Todos comenzarán a darse cuenta de la importancia de interactuar también con seres de carne y hueso.

Flores no considera que hay que rechazar la tecnología, sino darle el valor que en realidad tiene: facilitar la vida. “No debe convertirse en nuestra religión, debemos saber manejarla y enseñar a los niños cómo hacerlo”, dice.

Uno de los mecanismos para ello es el arte. Pero la directora señala que hay mensajes que se quedan por fuera si sólo se adaptan los clásicos de Disney: “Hay buena dramaturgia venezolana. No entiendo por qué hacer una versión de una película, creo que es innecesario, tal vez es una cuestión comercial. Tenemos cosas muy valiosas que hay que rescatar y contarlas a niños y adultos”.

Sintonía… o hay un extraño en casa
Celarg, avenida Luis Roche, Altamira
Funciones: sábado y domingo, 3:00 pm
Entrada: 80 bolívares