• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El lenguaje afortunado de La familia Bélier

La película arrasó con la taquilla francesa desde su presentación a principios de 2014 | Foto Cortesía

La película arrasó con la taquilla francesa desde su presentación a principios de 2014 | Foto Cortesía

La película de Eric Lartigau es una de las principales apuestas que trae el 29º Festival de Cine Francés en Venezuela, que tomará la cartelera a partir de mañana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para los Bélier, ser sordomudo no es sinónimo de discapacidad. Al contrario, se sienten elegidos, con cualidades excepcionales para traducir el mundo exterior con una mirada distinta.

Los integrantes de esta familia se han vuelto muy populares en el pueblo por esta particularidad, que sobrellevan sin problema padre, madre e hijo. Todos menos Paula, la adolescente de la casa, que puede hablar y oír normalmente. Habilidades fonéticas que le permiten mantener el negocio casero de queso, del cual es intérprete y vendedora.

La historia de La familia Bélier es una de las grandes apuestas que trae el Festival de Cine Francés 2015, que mañana estrena su programación en la cartelera nacional. Las actividades tomarán las salas de cine por 20 días, durante los cuales se proyectarán 13 películas interesantes de reciente data.

La comedia es el género que abarcará mayor espacio en la grilla de este año. Los Bélier, de hecho, arrasaron con la taquilla francesa desde su presentación a principios de 2014, al alcanzar la cifra récord de 7 millones de espectadores.

Eric Lartigau, director de la cinta, se arriesga en su planteamiento, lleno de diálogos con señas que no le restan velocidad al largometraje. Escenas que van acompañadas de sus respectivos subtítulos, para integrar a los espectadores a la dinámica familiar.

Otra de las cualidades que tiene el filme es la química entre sus personajes, que el crítico Javier Ocaña, del diario El País de España, define como naturalidad sin imposturas. “Una comedia de campiña francesa, con sus vacas y sus quesos, con esos pueblos donde todos se conocen. Una apuesta casi suicida que Lartigau soluciona con sencillez, simpatía, emoción, humor y humanismo, ayudado por unos magníficos intérpretes que hacen suyos unos personajes adorables, en sus virtudes y sus defectos”, asegura.

El conflicto de La familia Bélier se presenta cuando la hija adolescente descubre sus cualidades para el canto, talento que sus parientes no pueden entender ni admirar. Claro, todo se complica aún más cuando un profesor de música le propone participar en un concurso de la Radio Francia, que le permitiría comenzar una carrera como cantante, pero en París, alejada de sus padres y de su hermano.

Una historia que habla de superación, de afrontar los problemas en conjunto, con esa fórmula ya conocida de luchar contra todos los obstáculos para triunfar. Una actitud que se ve reflejada en el ánimo del padre, que hasta se plantea una carrera como alcalde del pueblo, al presenciar una serie de injusticias con las que no está de acuerdo.

La banda sonora le aporta un extra a la construcción del argumento, con toda la intención de conmover a los espectadores. Un buen comienzo para el tradicional festival.


Cumplidos y críticas
A la par de los millones de aplausos que recibió en Europa, La familia Bélier también ha tenido algunas críticas negativas debido a que los actores que interpretan a los padres no tienen discapacidad. “Cuando escribo mis personajes tengo imágenes de actores que me vienen a la cabeza. En todas mis películas ha sido así, en esta vi enseguida a Karin Viard y François Damiens”, contó el director, Eric Lartigau, en una entrevista al ABC de España. “No he querido hacer un documental sobre sordos, quería hacer una película, y da la casualidad de que esta familia lo es, pero no es su tema principal”.

Los críticos, sin embargo, coinciden en las cualidades positivas que reúne el filme.