• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los juegos del hambre siguen pese a la muerte de Plutarco

Seymour Hoffman había acudido a un centro de rehabilitación en mayo del año pasado | Foto AP

Seymour Hoffman había acudido a un centro de rehabilitación en mayo del año pasado | Foto AP

Al actor le faltaban 7 días de rodaje del final de la saga, pero se mantienen las fechas de estreno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Philip Seymour Hoffman se despidió el domingo como “probablemente el actor estadounidense más ambicioso de su generación”, según el obituario de un diario de su ciudad natal, The New York Times, y además de una trayectoria, se llevó una parte del futuro. Entre sus proyectos inconclusos dejó a Plutarco Heavensbee, el personaje que dio un giro decisivo (tan inesperado como la muerte de su intérprete a los 46 años de edad) en los acontecimientos revolucionarios de Los juegos del hambre 2: en llamas.

Varios días se harán esperar los resultados definitivos de la autopsia de Seymour Hoffman, cuyo cadáver fue hallado con una jeringuilla en el brazo en su apartamento de Manhattan, al parecer víctima de una sobredosis de heroína. La policía consiguió más de 50 dosis de la sustancia opioide y depresora del sistema nervioso en la vivienda. Le faltaban siete días para finalizar sus escenas como el organizador de competencias Plutarco en la segunda parte del final (repartido en dos filmes) de Los juegos del hambre.

Pero un comunicado del estudio de Hollywood que produce la saga cinematográfica, Lionsgate, informó que las fechas de estreno de Sinsajo se mantendrán intactas: 21 de noviembre de este año para la primera entrega (cuyo rodaje el actor pelirrojo sí completó) y 20 de noviembre de 2015 para el último capítulo.

Dos de los últimos trabajos de Hoffman como actor se estrenaron en el recién finalizado festival Sundance de cine independiente: A Most Wanted Man, en el que interpreta a un agente alemán de inteligencia, y God’s Pocket, en el que hace a un mafioso en bancarrota. No pudo iniciar las grabaciones de Happyish, una serie de comedia de la cadena televisiva de cable Showtime, en la que daría vida a un publicista veterano rodeado de colegas mucho más jóvenes.

Tampoco tuvo tiempo de emprender el rodaje de Ezekiel Moss (sería su segunda película como director, luego de Jack Goes Boating, de 2010), un filme que iban a protagonizar Amy Adams y Jake Gyllenhaal, y con el que esperaba participar en la Berlinale. La historia sobrenatural se ambientaba en un pequeño pueblo de Estados Unidos durante los años veinte del siglo pasado.


Al club de los “malditos. Postulado cuatro veces al Oscar, que ganó como actor principal en 2006 por Capote (compitió como actor de reparto en 2008, 2009 y 2013 por La guerra de Charlie Wilson, La duda y The Master, en ese orden), Seymour Hoffman se unió a la lista de celebridades del entretenimiento fallecidas de manera prematura, entre cuyos integrantes recientes figuran Heath Ledger (a los 28 años de edad en 2008, por intoxicación de fármacos), Whitney Houston (a los 48 años en 2012 por sobredosis de cocaína), Amy Winehouse (a los 27 años en 2011 por exceso de alcohol y otras sustancias), Paul Walker (el pasado noviembre a los 40 años, en un accidente automovilístico) y Cory Monteith, de la serie Glee (a los 31 años, el pasado julio, por una combinación de heroína y alcohol).

Según fuentes cercanas a Seymour Hoffman, el actor pasaba por un mal momento personal y había reincidido en el consumo de heroína. Pasó 10 días en un centro de rehabilitación en mayo de 2013. Dejó tres hijos, Cooper (nacido en 2003) y las hembras Tallulah y Willa (2006 y 2008), los frutos de su relación con la diseñadora de vestuario Mimi O’Donnell.

La publicación estadounidense Entertainment Weekly recopiló algunas de sus escenas memorables. Incluyó sus apariciones como el  charlatán fundador de una secta similar a la cienciología en The Master (2012), el sacerdote sospechoso de pederastia en La duda (2008), el agente de la CIA Gust Avrakotos en La guerra de Charlie Wilson (2007), el villano Owen Davian de Misión imposible 3 (2006), el escritor homosexual Truman Capote en la biografía por la que mereció el premio Oscar o el crítico musical Lester Bangs en Casi famoso (2000). Una carrera blindada por cualquier flanco.