• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una mujer israelí busca librarse del yugo de la tradición patriarcal

La película es protagonizada por Ronit Elkabetz, quien codirige el filme con su hermano Shlomi | Foto Cortesía

La película es protagonizada por Ronit Elkabetz, quien codirige el filme con su hermano Shlomi | Foto Cortesía

Gett: El juicio de Viviane Amsalem cuenta la historia de una mujer que explica durante cinco años ante una corte sus razones para querer divorciarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer no se siente feliz con su matrimonio y decide pedir el divorcio, pero encuentra obstáculos. No solo el esposo se niega a llevar a cabo el proceso, sino que el sistema legal israelí dificulta hasta la humillación la petición de la solicitante.

Ese es el argumento de Gett: El juicio de Viviane Amsalem (2014), una de las películas que forma desde hoy parte de la programación del Festival de Cine Judío Caracas 2015.

En el largometraje, la mujer es cuestionada por su objetivo en un país donde no existe el matrimonio civil. Son los rabinos los que ratifican la decisión del marido, quien tiene la última palabra.

Él aparenta ser un buen esposo y padre. No hay muchas quejas al respecto de ella, familiares y vecinos. Sin embargo, la mezquindad del hombre se demuestra paulatinamente en un guión angustiante escrito por los hermanos Ronit y Shlomi Elkabetz, quienes también son los encargados de dirigir el filme que este año estuvo nominado a Mejor Película Extranjera en los Globos de Oro. Además, Ronit, es la protagonista del largometraje que codirige.

El argumento que esgrime la desesperada mujer es no quererlo más, pero no es suficiente para quienes tienen que tomar la decisión. Los cineastas tan solo se valen de dos locaciones. El juzgado, donde transcurre la mayor parte de la historia, y la sala de espera. Sin embargo, la dinámica de los diálogos, el relato de los testigos, las acusaciones y defensa de Viviane involucran al espectador en una injusticia de la que es víctima la mujer. Es un proceso, similar al de un criminal, en el que el esposo parte con ventaja nada más por ser hombre.

“Y aunque en algún momento pueda pensarse que su propia estrategia, la del único escenario y los esposos y sus abogados ante el tribunal, una y otra vez, pueda ser tan rigurosa como limitada, la reiteración solo es un espejo: si nosotros nos impacientamos, ¿cómo no se va a desesperar ella?”, escribió Javier Ocaña en El País de España.

Los cuestionamientos contra la esposa son básicos. Parten incluso de su manera liberal de pensar y sus posiciones con respecto a la religión. Su abogado, mal visto desde el comienzo solo por no llevar kipá, está en desventaja además por sus posiciones críticas.

El proceso dura cinco años. Hay momentos en los que las pausas del juicio son hasta de tres meses, lo que no solo enerva a la parte solicitante, sino a un espectador que inmediatamente se solidariza con la protagonista.

“No hay armonía en el alma de Viviane, o en su matrimonio, una bestia dominada por controles más severos que los que predominan en Cincuenta sombras de Grey. Elisha –el esposo– sabe que tiene el dominio, y a veces ni siquiera se presenta en la corte. ¿Es la tradición o el orgullo lo que le impide hacer lo correcto?, se pregunta Michael Phillips en Chicago Tribune.

Festival de Cine Judío Caracas 2015
Desde hoy hasta el 29 de noviembre
www.festivaldecinejudiocaracas.com

Películas de estreno reciente
Las cintas que se podrán ver junto con el Gett: El juicio de Viviane Amsalem se estrenaron entre los años 2013 y 2014. En la programación hay una coproducción entre Uruguay, Alemania y España llamada Mr. Kaplan de Álvaro Brechner. Estuvo nominada al Goya como Mejor Película Iberoamericana. 

Trata sobre un hombre que se radica en Uruguay después de la Segunda Guerra Mundial. A sus 76 años de edad, se convence de haber descubierto a un nazi que vive en la clandestinidad. Entonces decide encontrarlo para que sea enjuiciado. 

Otro filme que estará en cartelera desde hoy hasta el 29 de noviembre es Un hombre con magia (2014) de Guy Nattiv y Erez Tadmor sobre un viejo mago que viaja a Grecia, donde busca a la persona que lo salvó del horror nazi. Además de ese propósito, tiene que convivir con su hijo, un antiguo rapero que decide convertirse en judío ultraortodoxo. Es entonces cuando resaltan las diferencias entre el joven y el padre, mucho más secular. 

La programación la completan Phoenix (2014) de Christian Petzold, El último caballero (2014) de Pierre-Henry Salfati, Mis hijos (2014) de Eran Riklis, Un lugar en el paraíso (2013) de Yossi Madmony, Cerca de la luna (2013) de Nae Caranfil, Más allá del casco (2014) de Wayne Kopping y La fiesta de despedida (2014) de Tal Granit y Sharon Maymon.