• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una inyección de fusión hizo del rock sonidos modernos durante la fiesta musical

THE y Wannamakers fueron de bandas más aplaudidas. Tocaron las veteranas Tomates Fritos y Candy 66

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre solistas, bandas que se valieron del performance y la fusión de géneros transcurrió el primer día del Festival Nuevas Bandas, que en su edición número 22 se realizó en el estacionamiento del diario El Nacional, entre el calor espeso de la tarde y la brisa de final del día. Hoy se realizará la segunda parte de la jornada y se anunciará a la agrupación ganadora.

Los grupos que sobresalieron en la edición 2013 del Festival Interncolegial Nuevas Bandas fueron las encargadas de dar inicio a la fiesta musical. Somalunar y Los Dinosaurios se valieron de su ánimo para despertar los aplausos de los escasos asistentes. Aún el toro mecánico y la cancha de pistolitas de agua no tenía usuarios, estos llegaron más tarde.

Fue Mike Lemus, el primer solista del día, proveniente de Punto Fijo el que arrancó la tanda de competidores. Su onda pop, que a ratos tomaba rasgos sentimentales, estuvo adornada con falsetes. Dedicó uno de sus temas a los estudiantes que protestan. Siguió la banda Vltravioleta, con sus integrantes vestidos de negro y sus saltos frenéticos. La segunda tanda de invitados la protagonizó la banda de rock industrial española-venezolana Plus Lottus, con su especie de happening de colores rojo y negro, sus gritos y frases ininteligibles interpretadas por una joven de cabellos morados. Los integrantes del grupo pidieron la “olla” más grande de todos los festivales. El público los complació, a medias.

Siguió un músico zuliano que se hace llamar Hotel con un estilo folk, como emulando a Bob Dylan. Los ánimos del público bajaron un poco; pero volvieron a aumentar con la presentación de la banda THE, con un toque grunch y su “Noise hysteria”. “El ruido es el futuro”, gritaba su bajista y cantante.

Cerró la primera lista de competidores la banda Wannamaker con una propuesta que viaja por un rock con congas, timbales, maracas y bongó. Su fusión alborotó a los asistentes. Interpretaron letras con contenido social, mostraron carteles con mensajes como “Cansados de vivir en un país lleno de asesinos” e incluso dedicaron un tema a los reguetoneros.

La noche finalizó con Holy Sexy Bastards, uno de los ganadores de la edición pasada del Festival Nuevas Bandas, y los veteranos Tomates Fritos y Candy 66, quienes regalaron sus éxitos y su movida rock a un público que ya llenaba el lugar.