• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El infierno de Gaspar Mendoza finalmente arderá en el cine

Alberto Alifa interpreta al capitán Gaspar, un tipo atormentado por su pasado | CORTESÍA EL INFIERNO DE GASPAR MENDOZA

Alberto Alifa interpreta al capitán Gaspar, un tipo atormentado por su pasado | CORTESÍA EL INFIERNO DE GASPAR MENDOZA

La ópera prima de Julián Balán se demoró tres años en llegar a la pantalla grande. Es la segunda cinta en abordar abiertamente el género del terror

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El capitán Gaspar Mendoza es un tipo atormentado. Se embriaga todos los días para olvidar las tragedias de su pasado. María Eugenia, su única hija, ha crecido rodeada de angustias, tristezas y mucha miseria. Tiene 15 años, el mismo tiempo que ha pasado desde que terminó la Guerra Federal.

El cineasta Julián Balán decidió situar su ópera prima en la Venezuela de 1878. Un país empobrecido, devastado por las cruentas batallas civiles, que es tierra fértil para la propagación de supersticiones. De ahí emerge el argumento de El infierno de Gaspar Mendoza, el segundo filme venezolano de terror que se realiza en los últimos tiempos.

“La película comienza el día de cumpleaños de María Eugenia. Es una niña inocente, sumisa, que nunca pensó que le podrían pasar cosas malas. Esa noche, cuando llega a los 15 años, comienzan las pesadillas. En sus sueños, cuestiona a la familia y empieza a preocuparse por su pasado”, cuenta Diana Marcoccia, protagonista del filme.  

Alberto Alifa interpreta al capitán Gaspar, un hombre consternado que no ha podido sobreponerse a los fantasmas del pasado que le persiguen. “Es una historia sumergida en muchos traumas, en una psicología colectiva bastante precaria, que da pie a las atmósferas místico religiosas”, señala el director.

La madre de María Eugenia, Mercedes (Rossana Hernández), está convencida de que todo lo que les pasa tiene que ver con su alejamiento de Dios. Va en búsqueda del padre Crispín (Gonzalo J. Camacho) para que bautice a su hija. Pero, justo cuando está a punto de recibir el sacramento, aparece un niño (Iván González), que será el desencadenante de una serie de eventos extraños que despertarán los demonios que esta familia dejó en el pasado.

“Originalmente, la idea era mucho más sencilla, como para un cortometraje. Surgió una convocatoria de la Villa del Cine y la directiva de ese momento, encabezada por José Antonio Varela, estaba interesada en desarrollar géneros cinematográficos. Querían realizar un policial, una comedia, una película histórica y otra de terror. De ahí salieron Brecha en el silencio, Ley de fuga, Corpus Christi, No es fácil amar a una mujer y El infierno de Gaspar Mendoza”, dice Balán, que trabajó con Rafael Pinto en la construcción final de la trama.

“En principio, la historia iba a ser filmada en el interior, pero por razones de presupuesto tuvimos que ajustarla a los estudios de la Villa y grabar los exteriores entre Guarenas y Guatire. El rodaje fue complicado, porque desde el principio pensé en una película con efectos en el set. Me gusta la versión de Drácula de Coppola, que trabajó con el formato clásico del cine de terror que genera atmósferas con escenografías móviles, juegos de luz y sombras, las dobles impresiones en pantalla. No estoy enamorado de lo digital, quise jugármela con las ópticas de cámara, el uso de humo y luces”, indica el realizador.

El rodaje comenzó en noviembre de 2011 y terminó en marzo de 2012, en medio de complicaciones como las lluvias. Luego vino la posproducción, que se realizó entre Caracas y Buenos Aires. Pero el director tuvo que seguir los avances de la edición vía Skype o correo, porque la complicación para conseguir pasajes no le permitió viajar. “La estética de la cinta, sin embargo, está definida más por el sonido que por las imágenes. La atmósfera inquietante se logra con la banda sonora”, asegura Balán.

El infierno de Gaspar Mendoza tardó tanto tiempo en llegar a cartelera por los obstáculos burocráticos dentro de la Villa del Cine. Una combinación de factores que habría que mejorar para agilizar los estrenos de las producciones.  

El infierno de Gaspar Mendoza
Estreno: viernes 13 de marzo
Salas Cinex y Cines Unidos