• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La infancia es el objetivo de El gran rescate

La pieza vuelve en agosto, con coreografías de los bailarines del Teatro Teresa Carreño Roberth Arámburo y Daniela Mambié

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para unos es el reencuentro con la niñez; para otros, esa fantasía de imaginar otros mundos que aún no ha borrado la edad. Cualquiera de las dos es válida. Porque El gran rescate es, en esencia, vivir.

El musical que estrenó Basilio Álvarez hace más de una década y que ahora presenta la Fundación Teatro Teresa Carreño estará en el escenario de la Sala Ríos Reyna del 7 al 9 de agosto. Los precios de las entradas de las cuatro funciones varían entre 100 y 350 bolívares.

Serán 14 canciones las que interpretarán más de 80 artistas en escena, entre actores, bailarines y músicos pertenecientes a la Big Band Jazz de las Américas, que será dirigida por el maestro Ángelo Pagliuca. La puesta en escena estuvo a cargo de Roberto Linares, la escenografía es de Armando Zullo y las coreografías son de los bailarines pertenecientes a las compañías clásica y contemporánea del complejo cultural Roberth Arámburo y Daniela Mambié.

"Todos los procesos que uno va viviendo los asume y te convierten en artista integral. La experiencia coreográfica nos ayuda a ponernos del otro lado y a darnos cuenta del esfuerzo que hacen los repertoristas y directores para que logremos un resultado.

Es un tipo de nervios diferente. Y es confiar en el otro", expresa Mambié.

"El ratoncito Pérez", "Hola, don Pepito", "La muñeca vestida de azul" y "Los esqueletos" son algunos de los temas que reconocerá el espectador de El gran rescate, que cuenta una historia de aventuras, viejas carencias y reconciliaciones.

La obra presenta a la Peor Señora del Mundo, a quien nunca le gustaron las canciones infantiles y por eso ha decidido acabar con ellas. Pero un grupo de personajes, encabezados por el Hada de la Luz y el pequeño Miguelito, iniciarán una cruzada para impedir que se concrete el plan de la malévola mujer.