• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La incomprensible historia de Let It Be

Let it be, un concierto de tributo a los  Beatles / Omar Véliz

Let it be, un concierto de tributo a los Beatles / Omar Véliz

El musical con temas de The Beatles se estrenó el viernes en la noche en el Teatro Chacao

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El público que no haya visto la película *Across The Universe* (2007) de Julie Taymor, posiblemente entenderá muy poco de la historia que plantea el musical *Let It Be*, que se estrenó el viernes en la noche en Caracas en el Teatro Chacao.

El montaje de la agrupación TEA, compañía residente del Centro de Bellas Artes de Maracaibo, es una propuesta demasiado temeraria. Existe una suerte de adaptación fiel al guión de la cinta, con la intención de querer plasmar sus escenas más importantes, pero sin tomar en cuenta que los códigos de la pantalla grande no son los mismos de un escenario.

El argumento está trazado alrededor de los años sesenta, en un recorrido por ciudades como Liverpool y Nueva York. Una historia de amor que se construye alrededor de la banda sonora de The Beatles, con referencias que fueron representativas para el cuarteto inglés y para la evolución del rock.

Al comienzo, aparece el protagonista (Jude) sentado en una esquina, recitando una parte de la canción *Girl*, como reflexionando sobre el romance que tendrá con una chica que cambiará su vida. Hay luego un flash back para presentar a los personajes: Lucy baila con su novio en una fiesta, como una despedida porque lo enviarán a la guerra. Del otro lado del Atlántico, Jude hace lo mismo con su novia, antes de partir en un barco a la conquista de América. De ahí se impulsa un relato de unos jóvenes que se divierten, buscan el romance, experimentan con drogas y se empeñan en sus ideas apasionadas de querer salvar el mundo.

Hasta ahí todo bien en el filme. El problema está en su versión sobre las tablas, que no logra efectividad por una escenografía pobre, con un cuerpo de voces mal acoplado y unas coreografías de aficionado. *Let It Be* tiene además graves problemas de estructura narrativa.

Raquel Bustamante, la protagonista femenina, destaca en el elenco. La que fue participante de *Latin American Idol* le lanza salvavidas al resto del elenco con su capacidad vocal, pero no es suficiente. Al igual que Juan Bautista, en el personaje de Max, que tiene un par de buenos momentos durante la obra, pero que se pierden por las fallas del guión.

Horacio Blanco, Julie Restifo, Delia Dorta, Roberto Zambrano (Vos Veis), Henry Stephen y Los Beat3, también actúan en el musical de dos largas horas.

El estreno en la capital de Let It Be llenó casi todas las butacas del Teatro Chacao, un público que respondió con sus aplausos al final.. Aplausos de apoyo al talento nacional, de un montaje que tiene una buena intención, que viene de Maracaibo a Caracas como la historia del rock nacional. Sin embargo, la energía no lo es todo para alcanzar la efectividad sobre el escenario.