• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La incertidumbre continúa  en los pasillos de ANTV

Asamblea Nacional TV inició transmisiones en 2005 | Foto: notitotal.com

Asamblea Nacional TV inició transmisiones en 2005 | Foto: notitotal.com

Trabajadores pertenecientes al sindicato aseguran que la directiva del canal toma represalias en su contra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una rueda de prensa fue convocada ayer por el diputado Darío Vivas, presidente de ANTV, para informar sobre la situación del canal. El objetivo era indicar los pasos que se seguirán para la transferencia de la televisora ordenada por el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, y que pidieron los gerentes del canal, quienes ocupan cargos de libre remoción y nombramiento.

Pero esa información no se dio. Cuando se le preguntó al diputado acerca de bajo qué figura pasaría a estar ANTV, Vivas se limitó a decir: “No entiendo, eso es un debate, pero es de los trabajadores y ya”. La incertidumbre que rodea la señal desde el pasado 10 de diciembre todavía no se disipa.

Los empleados del canal están a la deriva. Ni los que pertenecen al sindicato de la Fundación ANTV, ni los que apoyaron la transferencia de la administración a los trabajadores saben qué va a pasar con sus derechos laborales luego del 5 de enero, cuando se instale la nueva Asamblea Nacional.

Mario Medina, camarógrafo y miembro del sindicato, indicó que las represalias en contra de los trabajadores se incrementaron luego del 6 de diciembre. “Queremos ingresar a la nómina de la Asamblea para tener reivindicaciones y prestaciones sociales, porque no tenemos estabilidad laboral”. Afirmó que su lucha tiene mucho tiempo, pero que la situación empeoró desde hace un año cuando un nuevo grupo se unió a la organización sindical.

Medina también denunció que la actual directiva perdió 568 millones de bolívares del fondo de jubilación. “No existe la figura de jubilados y pensionados en el canal. ¿Dónde esta ese dinero?”.

El técnico José García forma parte del grupo al que se le ha impedido ingresar a diversas áreas de la televisora y usar los equipos. “Es una represalia con motivos políticos, pero nuestra protesta es por reivindicaciones laborales”, añadió. 

Para ellos, la imposibilidad de pasar a sus zonas de trabajo es un despido indirecto. Dos empleados fueron rescindidos esta semana y se sumaron a los 14 que han sido despedidos durante 2015.

Merlyn Garaicoa, gerente de Información, apoya la decisión de la directiva del Parlamento. Sin embargo, afirmó que no sabe qué  va a pasar con los trabajadores luego del 5 de enero.

Garaicoa indicó que el gobierno les ha asegurado que mantendrán sus puestos y sus salarios. Negó que exista un sindicato y que se les esté coartando el derecho de trabajar.