• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Victor Frankenstein cuenta una historia simplista de acción

James McAvoy interpreta al científico y Daniel Radcliffe a Igor, su asistente | Foto Cortesía

James McAvoy interpreta al científico y Daniel Radcliffe a Igor, su asistente | Foto Cortesía

El largometraje de Paul McGuigan se enfoca exclusivamente en la obsesión de un científico por crear vida a partir de la muerte 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hacer una película sobre Frankenstein no es novedad. Nada más la página de IMDB registra más de 150 largometrajes o series de televisión inspiradas en el científico y su creación, obra de la escritora Mary Shelley.

Hay clásicos de la cinematografía que convierten la empresa en un reto con creces por las distintas revisiones que se han hecho de un tema sobre creación de la vida a partir de la muerte. Son varias las referencias consideradas clásicos como La novia de Frankenstein (1935) de James Whale, La maldición de Frankenstein (1957) de Terence Fisher o El hijo de Frankenstein de Rowland V. Lee. Incluso en 2012 Tim Burton contó en Frankenweenie la historia de un niño científico que revive a su pequeño perro.

Hoy se estrena en la cartelera venezolana Victor Frankenstein, la versión que hace el director Paul McGuigan y el guionista Max Landis del clásico de Shelley, un largometraje sin grises, con un protagonista obsesionado con revolucionar la medicina al aprovechar la electricidad como recurso para la reanimación de cuerpos. Víctor (James McAvoy) rescata de un circo a Igor (Daniel Radcliffe), un ser que exhiben en un circo por su deformidad. Entonces, al notar Frankenstein los conocimientos médicos del llamado fenómeno circense, decide liberarlo para convertirlo en cómplice.

No es una tarea sencilla. Un detective de Scotland Yard sospecha de las ambiciones del estudiante. Sigue la pista a la desaparición de algunos animales del zoológico, que sirven al científico para su primera criatura.

Funciona, pero no de la forma idónea, así que emprende un proyecto más ambicioso: un hombre casi gigante, con dos corazones y dos pulmones.

El filme se concentra en el desespero y delirio de Víctor por lograr su objetivo. La creación final es presentada como una simple mole que desde que tiene noción de vida es violenta, por lo que hay que acabar con ella. No hay una transición en la criatura creada, con un historial en pantalla por las actuaciones que han hecho figuras como Boris Karloff o Christopher Lee.

Esta vez solo se mueve y gruñe, sin más expresividad que la de algunos movimientos erráticos en el rostro. “El verdadero horror de este frenético espectáculo es lo poco inquietante y conmovedor que puede ser”, escribió Sheri Linden en The Hollywood Reporter, un comentario que no se aleja mucho del resto de las reseñas que se han hecho.

Victor Frankenstein
Cinex y Cines Unidos
Estreno. Hoy