• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Tomorrowland: el país donde no se hacen colas

La cinta es protagonizada por Britt Robertson y George Clooney | Foto Cortesía

La cinta es protagonizada por Britt Robertson y George Clooney | Foto Cortesía

El filme muestra una sociedad futurista en la que la tecnología está al servicio del hombre, pero cuya realización está en peligro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brad Bird se negó a participar en La guerra de las galaxias. El director prefirió quedarse en la Tierra. Rechazó la propuesta de estar al frente de la nueva entrega de la exitosa saga para crear su propio universo, Tomorrowland, uno en el que los albañiles fueran las mentes más brillantes del mundo.

Trenes supersónicos solucionan el problema del tráfico y alimentos moleculares acaban con las colas en los supermercados. Todos los habitantes invierten su tiempo en desarrollar el conocimiento, la gasolina sin plomo que impulsa su sociedad.

Athena (Raffey Cassidy) es una robot que busca soñadores. Recluta a los más aptos, a quienes entrega un prendedor mágico. Casey Newton (Britt Robertson) ve este universo paralelo cada vez que toca el objeto. Su curiosidad la llevará hasta la casa de Frank (George Clooney), un científico que fue expulsado años atrás de Tomorrowland.

Desde la Torre Eiffel eyectarán una nave que los llevará a la sociedad futurista, desde la que lucharán contra los excesos de la humanidad, el enemigo en la ficción y en la vida real.

Sin embargo, el filme no es un sermón de dos horas. El espectador toma conciencia de su capacidad como agente de cambio social desde el mismo momento en el que abandona la sala de cine. Algunos, por ejemplo, comienzan por recoger las cotufas que se le cayeron al piso.

Las actuaciones del elenco joven son las más destacadas. La interpretación de Cassidy como la robot Athena hace que el público se cuestione si está viendo una película de Disney. Es una pequeña Terminator de 10 años de edad, violenta y fría, que se esconde detrás de un look de niña exploradora.

George Clooney se interpreta a sí mismo, no hay mayor riesgo en su personaje. Britt Robertson lo opaca con su actuación. El papel llegó a manos de la coprotagonista luego de que Shailene Woodley (Bajo la misma estrella) lo rechazara.

La publicidad por emplazamiento es recurrente en el guión. “¿Estás son Oreo?” y “Tómate una coca-cola” son algunos de los diálogos, a los que se les suma la presencia de logos de autos y celulares.