• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Todo por la taquilla lanza una de vaqueros en el cine

Una comedia de enredos basada en el western | Foto Cortesía

Una comedia de enredos basada en el western | Foto Cortesía

La ópera prima de Héctor Puche se estrena mañana. Es protagonizada por Sócrates Serrano, Dimas González y Karina Velásquez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Querían hacer la primera película de vaqueros venezolana. La idea surgió en una reunión de cuatro amigos que buscaban el proyecto de sus vidas, ese que los elevara al olimpo de la industria. Hostilia era el nombre de ese largometraje con historia de amor, botas, sombreros, pistolas y pelea en taberna incluida. Pero en el camino se darán cuenta de que filmar una película en este país es una carrera de obstáculos interminable.

Mañana entra en la cartelera nacional la ópera prima de Héctor Puche, Todo por la taquilla, protagonizada por Sócrates Serrano, Dimas González, Alexander Fontaines y Armando Lozada. Una comedia de enredos bastante absurda, que intenta retratar desde el sarcasmo las peripecias que pasan los realizadores venezolanos al momento de producir su ópera prima.

La historia comienza con la filmación de una de las escenas más importantes: el duelo final entre el héroe y el villano, con sus revólveres a los lados. Luego, como todo ha salido relativamente bien, el grupo de amigos decide celebrar dentro de la camioneta que usan para trasladar equipos. Encienden un cigarro que se comparten entre todos, con la mala suerte de que la policía los detiene en plena calle. Una nube negra que les acompañará durante toda la película, en la real y la ficticia.

En el camino, serán perseguidos por el mafioso Waldemal (Alejandro Palacios) que también tiene sus sueños de fama.

Todo por la taquilla es una parodia sobre lo complicado que significa hacer cine independiente en Venezuela, algo que vivió el mismo Héctor Puche cuando se planteó la película, que tardó seis años en concretarse. Las dificultades para conseguir presupuesto, la burocracia, los egos y el sinfín de inconvenientes y humillaciones que se presentan a los realizadores se encuentran retratados.

Una cinta que tiene más torpezas que virtudes, en especial en la estructura del guión que confunde a los espectadores. Pareciera estar escrito para que lo entienda solo el equipo de producción. Sin embargo, sobresalen las actuaciones de Sócrates Serrano en el papel de galán devaluado de la historia y de Karina Velásquez como la protagonista ingenua. El cantante Colina también tiene presencia en la historia, con su papel secundario.

Las escenas de este particular western nacional tienen como escenario el pueblo de Niquitao, una locación en el páramo venezolano que forma parte del absurdo. Todo por la taquilla tuvo su primera proyección en el Festival de Cine Venezolano de Mérida en 2013, pero el final lo cambiaron para el estreno nacional.