• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

The Lobster convenció en el Festival de Cannes

Colin Farrell y Rachel Weisz durante el pase de "The Lobster" en el Festival de Cannes | Foto EFE

Colin Farrell y Rachel Weisz durante el pase de "The Lobster" en el Festival de Cannes | Foto EFE

La película del director griego Yorgos Lanthimos sobre el temor a la soledad es protagonizada por Colin Farrell y Rachel Weisz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El horror de detalles poco conocidos de Auschwitz en El hijo de Saúl y el temor irracional a la soledad en The Lobster son los temas de dos largometrajes difíciles y profundos que convencieron ayer en su presentación en Cannes dentro de la competición oficial.

Por un lado, la vida en el campo de concentración de Auschwitz de prisioneros que pertenecían al Sonderkommando, un grupo que tenía que ayudar a los nazis en su labor de exterminio limpiando las cámaras de gas, deshaciéndose de las ropas de los muertos o transportando los cadáveres a las fosas comunes. La ópera prima del húngaro László Nemes cuenta una historia dura, la de uno de los miembros de este comando que cree descubrir a su hijo entre los muertos y que se obsesiona con darle un entierro que siga los preceptos judíos.

La película está basada en un conjunto de documentos escritos en secreto y enterrados antes de que el Sonderkommando se rebelara contra los nazis en 1944.

El segundo filme en competición fue The Lobster, del siempre complejo e intenso realizador griego Yorgos Lanthimos. Colin Farrell protagoniza, junto con Rachel Weisz y Léa Seydoux, la cinta que se desarrolla en un lugar y época indeterminadas, en una sociedad en la que la presión por encontrar pareja domina las vidas de todas las personas, abocadas a convertirse en animales si no logran emparejarse.

"El largometraje tiene como objetivo suscitar preguntas más que dar respuestas", dijo el director.

Lo nuevo de Allen. Fuera de competencia, Woody Allen presentó Un hombre irracional, filme protagonizado por Joaquin Phoenix y Emma Stone que trata sobre un profesor de cierto prestigio, pero que se pierde entre el alcoholismo y la depresión cuando llega a una pequeña ciudad para dictar un seminario. El interés que despierta en una estudiante y una profesora lo lleva a tomar una determinada decisión y por ende a pensar que la vida le está dando una segunda oportunidad.

Allen, de 79 años de edad y que aún filma a un ritmo de una cinta por año, nunca ha ganado la Palma de Oro, aunque en 2002 recibió la Palma de las Palmas por su trayectoria.