• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ritmo y Flow, obra que a través del baile muestra una reflexión de vida

Ritmo y Flow la obra / Foto: Cortesía

Ritmo y Flow la obra / Foto: Cortesía

Desde el pasado sábado 18 de junio, hasta el próximo 10 de julio, el show juvenil de la autora Isabel Perozo le ha enseñado al público que la pasión por el arte no tiene distinción social

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado sábado 18 de junio, aproximadamente a las 12:50 pm de la tarde, un poco menos de 100 personas esperaban con entusiasmo el estreno de la obra de teatro juvenil Ritmo y Flow, que estará en las tablas hasta el próximo 10 de julio.

La  obra, original de Isabel Perozo, dirigida por Mayte Parías (escena) y Rigoberto Hernández (artística); presenta a través del baile mensajes de superación personal, amistad y confianza, que con el apoyo de la academia de danza MUSA y ETI Equipo teatral, permiten al público disfrutar también cantos, drama, entre otros.

En esta presentación, Perozo, actuó en el papel de Mía -la protagonista- cuyo personaje refleja a una joven de pocos recursos que ama bailar. Tras una serie de acontecimientos en su vida, llega a una prestigiosa academia de baile clásico donde conoce a Sebastián, un joven que a pesar de pertenecer a una familia pudiente, es un chico bastante humilde y sencillo.

Desde ese momento,  lidia no solo con las desigualdades sociales y las notorias diferencias entre los géneros de bailes, sino que también se enfrenta con Sara y Camila, quienes por pertenecer a familias con mucho dinero, creen que todos son inferiores a ellas, en espacial Sara.

La protagonista pasa por algunas pruebas de vida, donde no solo conoce a gente buena y mala, sino que también hace que otras personas descubran que la pasión por el baile no tiene distinción social.

En este musical, para toda la familia, la protagonista comparte sus sueños con los espectadores y los involucra en el maravilloso mundo del baile, desde el estilo urbano hasta el clásico, siempre brindándoles mensajes positivos y esperanzadores.

Al finalizar la obra, los espectadores salieron de la sala para esperar a los artistas. Por ser el primer día, la mayor parte del público era familiares, por lo que muchos de ellos tenían flores o regalos para darle al hijo, nieto o sobrino que estaba actuando.  

A muchos, se les notaba el orgullo que sentían en ese momento, como por ejemplo a la mamá de Isabel, la de Rigoberto, la de Victor Hugo, Daniela Seijas, y demás actores que se presentaron ese día.

Cuando salieron, los actores muy cordialmente se tomaron fotos con la audiencia, y estuvieron presentes ahí un buen rato conversando con los mismos.

El reto omo autora 

Isabel Perozo, quien además de ser la autora de la obra, es actriz y comunicadora social, habló sobre las dificultades que se le presentaron al momento del montaje,  como obtener el dinero para producir o conseguir un elenco de bailarines que pudiese bailar actuar.

Sin embargo, gracias a un amigo que le dijo: “¡Tú puedes lograr todo lo que quieras, sólo tienes que visualizarlo y poner tus energías en función de ello!”, Perozo decidió seguir con el proyecto.

Luego de eso, contactó a su amiga Gabriela Agudo, quien es guionista, pidiéndole ayuda para estructurar el guion. Perozo confesó que escribió durante seis meses, lo que sería el resultado final.

“¡Qué equivocada estaba! A petición de Gabriela tuve que escribir cuatro versiones más, hasta que el texto estuvo listo después de un año de trabajo”, agregó. 

Perozo también dijo que durante todo ese tiempo se inscribió en la academia de baile Musa Estudio de Danza, de Rigoberto Hernández,  para irse preparando físicamente. Después de hablar con él, y plantearle el proyecto, este de inmediato se embarcó con ella en ese sueño.

A pesar de ya tener casi todo, aun le faltaba decidir quién sería el Director de la obra. Luego de descartar a varias figuras del medio artístico, de inmediato pensó en una de sus mejores amigas, Mayte Parias, quien a pesar de tener más experiencia como actriz que como directora, según Perozo, esta tenía un talento increíble y una entrega absoluta.  

Lo siguiente sería la realización del casting, el cual se hizo entre los alumnos de Musa, que para su sorpresa, tenían bastante talento. Por este motivo, Perozo y los directores, decidieron crear un doble elenco para darles la oportunidad a más jóvenes bailarines de incursionar en el mundo de la actuación.

“¡Tras casi 4 meses de ensayos, lo logramos! Sacamos adelante nuestro musical. Digo nuestro porque dejó de ser mío desde el momento que todas esas maravillosas personas asumieron el reto de participar en él” dijo la autora.

Para concluir, Perozo expresó que: “¡El pasado 18 de junio estrenamos en Teatrex del Hatillo! Creo que fue uno de los días más felices y estresantes de mi vida. Agradecí a Dios y a la Virgen el estar allí en el Teatro, junto a todas esas personas brindando un espectáculo de calidad al público", afirmó. 

"Mi meta a partir de ahora es llevar a Ritmo y Flow hasta donde sea posible y seguir produciendo y actuando en espectáculos de calidad, que aporten valores a nuestros chamos y que nos hagan sentir orgullosos de ser venezolanos”, aseveró. 

Funciones

Las funciones seguirán disponibles sábado y domingos hasta el 10 de julio, a partir de la 1:00 pm, en el Teatrex del C.C. Paseo El Hatillo.

Puede conseguir las entradas ingresando a solotickets.com o comprarlas en la taquilla del teatro.

Para disfrutar de mpas fotos y videos ingresa aquí