• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Princesas rojas: reflejo de un país dividido por el fanatismo político

Las actuaciones de las niñas Valeria Canejo y Aura Dinarte han sido alabadas por la crítica especializada | Cortesía Dulce María Ramos

Las actuaciones de las niñas Valeria Canejo y Aura Dinarte han sido alabadas por la crítica especializada | Cortesía Dulce María Ramos

La directora Laura Astorga utilizó parte de su historia de vida para darle forma a su ópera prima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante el período de la Revolución Sandinista en Nicaragua, cuando corrían los años ochenta, una pareja de militantes de izquierda huye de vuelta a su país de origen, Costa Rica, con sus dos pequeñas hijas. Esa es la premisa con la que se presenta Princesas rojas, ópera prima de de Laura Astorga, coproducida por Costa Rica y Venezuela.

La historia con la que el cine nacional subirá el telón este año es un filme de suspenso político contado desde el punto de vista de las niñas, interpretadas por Valeria Conejo (Claudia) y Aura Dinarte (Antonia). Las vidas de las pequeñas están condicionadas por las actividades clandestinas de sus padres –en las pieles de Fernando Bolaños y María José Callejas–, por lo que pertenecer a un grupo secreto se vuelve un juego recurrente que comienza a madurar muy rápido por culpa de los adultos.

Aunque la trama es ficción, tiene retazos de la biografía de Astorga. Sus padres, de hecho, hacían lo mismo. Ella y sus hermanas, también. Para superar parte de ese aspecto de su vida ha tenido que recurrir a psiquiatras o al yoga. Hasta que decidió convertir esa experiencia en un guión cinematográfico. “La idea principal era realizar un documental, pero nadie quería decir nada porque los personajes originales, los miembros de mi familia, apoyaron la inteligencia sandinista y parte de su entrenamiento era no hablar. Era interesante la historia pero nadie la contaba”, indica la realizadora costarricense, por teléfono, desde su país natal.

Afortunadamente ella lo hizo a su manera, lo que le reportó el premio a la mejor ópera prima del Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño de Margarita 2013, mismo reconocimiento que consiguió en la 16° edición del Festival Internacional de Cine Latino de Los Ángeles.

Astorga lamenta no poder asistir al estreno de su película en Venezuela, el viernes, pues no consiguió boleto de avión para viajar al país. Aprovechará el infortunio para cumplir con la invitación de ser juez en la sección Generation de la Berlinale.

El filme fue coproducido por la empresa venezolana Sue Cinema, productora encabezada por Aldrina Valenzuela. Los equipos de arte, sonido, imagen y musicalización que se usaron para la cinta también son venezolanos, al igual que algunas de las actuaciones que se ven en ella.

Sin temor a la censura. Astorga visitó Venezuela en la etapa de posproducción de la película. Permaneció 22 días en Caracas y, aunque conoce por allegados la inseguridad en el país, afortunadamente no tuvo que sufrirla en carne propia. "Me encantó. Yo caminaba por la calle todo el día. Como uso bastón, puede ser que asusté a la gente", comenta en broma. "Creo que la ciudad está bastante adaptada para las personas con discapacidad", agrega. Al público local le pide que no se deje llevar por el título Princesas rojas. "Les digo que la vayan a ver porque es un reflejo de las consecuencias de una familia y de un país divido por el fanatismo político", señala cuando se le pregunta si teme algún tipo de censura, pues el filme deja muy mal parada a la izquierda latinoamericana.

En Costa Rica, un país que experimenta un despertar político y cuya industria cinematográfica es casi inexistente –según la directora–, Princesas rojas registró más de 5.000 espectadores. "Nadie me ha dicho que hice una película tendenciosa. Desde el punto de vista con el que se mire, la gente sale muy inspirada. Tanto los militantes de izquierda como los venezolanos que la vieron me han hecho comentarios positivos. Es una cinta apropiada para ambos extremos", concluye la novel cineasta.


Princesas rojas
Drama/suspenso
Directora: Laura Astorga
Estreno el viernes
Circuitos Gran Cine, Cinex y Cines Unidos
Salas de Caracas