• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Play reúne cuentos sobre las reacciones extremas

El autor prepara la publicación de su novela «La última edición del New York Times» | CORTESÍA LUIS ALEJANDRO ORDÓÑEZ

El autor prepara la publicación de su novela «La última edición del New York Times» | CORTESÍA LUIS ALEJANDRO ORDÓÑEZ

El escritor Luis Alejandro Ordóñez escribe sobre la repercusión que pueden tener las redes sociales en la vida de una persona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Play se llama el libro que reúne cinco relatos de Luis Alejandro Ordóñez. Hay una razón. Para los que hablan español, es una acción que tiene un componente tecnológico. Es el nombre de un botón que se vincula con comienzo o continuación en una película, disco o video.

Son cinco historias sobre unos personajes conscientes de estar siendo vistos. Sus desgracias y miedos son compartidos como actos de complicidad con el lector. Para el autor, residenciado en Estados Unidos desde 2008, tienen en común la sorpresa. “Son personas que no actúan como normalmente lo harían”.

En el primer relato, “Chavela”, Ordóñez logra inmiscuir a quien lee en un ambiente laboral incómodo, en el que la labor perdió sentido. Sin embargo, la rutina empieza a cambiar cuando una simple actividad deportiva angustia al protagonista. La competencia como forma de suplir pasiones empieza a ser un tormento. La desgracia comienza cuando un infortunado incidente se hace viral en las redes sociales. Reputación y autoestima se vienen abajo, aún más.

“El tema de las redes sociales ha sido de mi interés como politólogo. No sabemos hasta dónde llegará este fenómeno. Todos estamos a un tweet de convertirnos en superestrellas o de arrojar nuestras vidas por el caño. Ahora todo parece más importante o grave de lo que es”, afirma el escritor, que en Venezuela tuvo a su cargo la cátedra de Comunicación Política en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello.

Es el único texto inspirado en Estados Unidos. Las demás ideas surgieron en Venezuela. “Vitalicio” es sobre un hombre que lleva ese nombre. Su peor miedo: el ridículo. “Mi intención original siempre fue ahondar en las motivaciones del hombre público, que pueden ser más terrenales, como las de la gente que tiene otras profesiones. La satisfacción personal por los símbolos de poder, que el discurso no permite aceptar”.

Play (Ars Communis Editorial) se publicó en Estados Unidos. Solo se consigue a través de Amazon. “Tengo pendiente ir a Venezuela y llevar algunos ejemplares físicos”, dice el autor que prepara una serie de videocuentos, cuya primera entrega se puede encontrar en Youtube. Tiene lista también la novela La última edición del New York Times, que prevé publicar en inglés y español.