• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Pelo malo tiene personajes heridos e hirientes”

En el largometraje, la directora se propuso mostrar la manera en que la violencia de lo social incursiona en el ámbito íntimo | Foto Archivo

En el largometraje, la directora se propuso mostrar la manera en que la violencia de lo social incursiona en el ámbito íntimo | Foto Archivo

La directora venezolana Mariana Rondón elude las visiones ingenuas sobre la niñez: “La iniciación en la vida puede ser dolorosa” 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Directora y artista plástica, dos maneras de ver el mundo en una misma materia gris, Mariana Rondón dice que se le ocurren historias para películas cuando visita museos, pero no sucede el caso opuesto cuando acude al cine. “El mundo de las artes plásticas me reta más”, admite la realizadora de Postales de Leningrado (2007), que el sábado estrenará su filme Pelo malo en la edición número 38 del Festival Internacional de Toronto, en el que se exhibirán varias de las posibles competidoras del Oscar (dos días después llegará el turno de Libertador, de Alberto Arvelo).

Si Postales de Leningrado contaba el período de las guerrillas de izquierda desde la mirada de los niños, Pelo malo habla sobre un pequeño de raza morena, expresivos ojos y hermosa mata de cabello rizado, que sueña tener una melena larga y lisa como un cantante de moda. Rondón asegura que el tema principal no es una denuncia sobre la influencia de los medios de comunicación: “Pelo malo es sobre cómo se hacen las heridas en los seres humanos. Hay personajes heridos e hirientes”.

La hija del ex guerrillero Pavel Rondón descarta cualquier concepción naif de la infancia como el período “menos contaminado” de la existencia: “Al contrario, es de los momentos más difíciles. Los inicios pueden ser dolorosos. Hay heridas en la iniciación a la vida. Pequeños pero definitorios gestos de violencia. En Pelo malo me interesaba también la intolerancia y la manera en que la violencia de lo social incursiona en el ámbito íntimo”. La homofobia dentro de la familia es una de las implicaciones del guión.

“Quise que fuera un filme de personajes, con un rodaje muy austero y un equipo pequeño: que el dinero no fuera la preocupación principal, porque ese desgaste te hace perder la energía de la historia”, agrega Rondón sobre Pelo malo, cuyo estreno tentativo en las salas venezolanas aguardará hasta principios de 2014.