• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Pájaro de fuego revive con ímpetu moderno

Los enamorados tienen movimientos de mucha sutileza | FOTO OMAR VÉLIZ

Los enamorados tienen movimientos de mucha sutileza | FOTO OMAR VÉLIZ

La pieza es una versión de Brixio Bell sobre la música de Stravinsky. Además, se presentarán Letargo y Tepumeremé, de Walter Castillo y Félix Oropeza, respectivamente 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De cerca, en la sala de ensayo, la respiración de la bailarina que interpreta al ave mágica resuena casi tan alto como la melodía que sale del equipo. Son los únicos ruidos, el resto de los intérpretes observa en silencio. Al finalizar su salto, ellos la aplauden. Susan Bello sale de la escena para descansar. Ahora es el turno de la princesa y del joven cazador.

Los integrantes del Ballet Teresa Carreño llevan meses practicando una versión de Pájaro de fuego que presenta el coreógrafo y bailarín Brixio Bell. La pieza, que está acompañada por otras dos, se estrenará el viernes en la Sala Ríos Reyna del complejo cultural de Los Caobos. La música estará a cargo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, dirigida por el maestro Alfonso López Chollett.

“En la compañía escaseaban las producciones, porque estaba pasando por un proceso de transición en su estructura, y tenían mucho tiempo sin presentarse. Así que el reto principal fue volverlos a encauzar en esa energía, esa adrenalina, porque estaban como en modo de reposo. Hay mucha generación nueva y muchos de ellos estaban experimentando por primera vez un proceso creativo. Estoy supercontento con el resultado”, explica Bell.

La obra, que montó Vicente Nebrada sobre la música de Ígor Stravinsky, está basada en historias folklóricas rusas y cuenta la historia de un príncipe que llega al jardín del terrible Kaschéi, donde encuentra un pájaro con plumaje de oro. Lo caza pero, ante las súplicas del animal, decirle dejarlo en libertad. En eso descubre a un grupo de princesas, se enamora de una de ellas y es correspondido. Pero es atrapado por los secuaces de Kaschéi y pide ayuda al ave. Pronto los hechizos, el amor y las peleas invaden la narración.

El Pájaro de fuego de Brixio, afirma el coreógrafo, tiene mucho del estilo Nebrada. “Siempre va a ser así, porque el maestro fue quien me ayudó a encontrar mi camino, llevar mi carrera como creador”, afirma. Sin embargo, su puesta en escena y vestuario –todos originales– tienen un concepto moderno, con elementos que se acercan más a lo industrial que a la idea del bosque mágico. “Me han dicho que mis coreografías pueden parecer un hijito de las de Nebrada; eso es el mejor halago que me puedan hacer”, remata.

Pasajes contemporáneos. Junto con Pájaro de fuego, se presentarán las coreografías Letargo y Tepumeremé. La primera es una adaptación de La siesta de un fauno de Vaslav Nijinski con música del francés Claude Debussy. Está dirigida por Walter Castillo, quien hizo una adaptación en la que predomina la figura femenina: “Las protagonistas son ninfas que sucumben en una extraña dulzura de un sueño sin fin, en el que se repite situaciones al compás de un viaje onírico y pasajero”.

Tepumeremé es de Félix Oropeza y la presenta con la compañía de danza contemporánea del teatro. Está basada en el mito de Amalivaca e incluye música del maestro Inocente Carreño: “Lleva un lenguaje de improvisación estructurada, que rompe con al coreografía bidimensional. Incluye un importante trabajo visual en un espacio abierto”.

Pájaro de fuego
Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño
Funciones: viernes, 7:00 pm; sábado y domingo, 6:00 pm
Entrada: entre 200 y 400 bolívares
Venta: taquillas del teatro y a través de www.teatroteresacarreno.gob.ve