• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Operación Monumento: historia, suspenso y humor

Matt Damon interpreta a un comisario de arte en la cinta | Foto EFE / Archivo

Matt Damon interpreta a un comisario de arte en la cinta | Foto EFE / Archivo

Con tres meses de retraso se estrena hoy en el país la cinta de George Clooney sobre el rescate de obras de arte robadas por los nazis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Operación Monumento existió realmente. De ese pequeño pero importante grupo de hombres que rescataba el arte expoliado por el régimen nazi surgió el libro del historiador Robert M. Edsel que sirvió de inspiración para que George Clooney se sentara por sexta vez en la silla de director y llevara la historia a la pantalla grande.

El resultado fue una película de suspenso con retazos de humor que cuenta con un elenco de primera, pero criticada principalmente por una estructura narrativa desafortunada y unos diálogos poco creíbles, además de algunos desaciertos históricos (esto tomando en cuenta que, según Clooney, 80% de las escenas que se muestran ocurrió realmente).

Operación Monumento se estrenará hoy en el país con tres meses de retraso respecto a su proyección mundial. Ambientada en la Segunda Guerra Mundial, mostrará locaciones impresionantes de Alemania e Inglaterra y un abultado grupo de actores liderado por el mismo Clooney en el papel de Frank Stokes, estadounidense especialista en conservación de arte que persuadió a su país de la importancia de recuperar las obras robadas por los nazis en Europa. En su misión le acompañaron otros intelecuales sin experiencia en la guerra: un comisario de arte (Matt Damon), un escultor (John Goodman), un arqueólogo (Hugh Bonneville), un arquitecto (Bill Murray) y un coreógrafo (Bob Balaban). Ese grupo de héroes anónimos que llegó a contar con miembros de más de 10 naciones, pertenecientes a las fuerzas aliadas, se encontrará con una desconfiada historiadora del arte (Cate Blanchett), curadora del Museo de Jeu de Paume de París, con quien deberán contar para completar su misión. También actúan Jean Dujardin, Hugh Bonneville, Sam Hazeldine y Dimitri Leonidas. 

Casi exitosos. La orden del Escuadrón de Monumentos, Bellas Artes y Archivos del Ejército era que “no se destruyera ningún monumento del legado artístico, a menos que fuera imprescindible para salvar vidas”, algo que lograron a medias.

Prueba de ello, entre muchos otros ejemplos, es que hace un par de años se hallaron 1.280 obras, más 60 este año, en la casa de un coleccionista alemán llamado Cornelius Gurlitt, hijo del marchante de arte Hildebrandt Gurlitt, empleado de Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Hitler.

El anciano, que no tenía familia cercana, falleció la semana pasada. Justo antes de que el gobierno alemán comenzara la inspección de su colección, que contiene cuadros de Picasso, Chagall y Matisse. Esta revisión permitiría la devolución de aquellas obras expoliadas por los nazis, quienes la consideraban “degeneradas, por lo que muchísimas de ellas acabaron en la hoguera.

Aunque el tribunal de Múnich recibió dos testamentos que dejó Gurlitt para determinar quién o quiénes serán sus herederos, el Museo de Arte de Berna (Suiza) emitió un comunicado en el que asegura ser el único beneficiario del controversial coleccionista.

Sin embargo, las autoridades alemanas verificarán si eso es cierto.

En ese contexto, la Asociación de Museos Holandeses reconoció que más de 100 obras de las colecciones de sus propias sedes vendrían del saqueo de los nazis a los judíos, por lo que tal parece que la Operación Monumento nunca ha dejado a un lado sus labores.

El trailer de la película está disponible en este link.