• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Noé inundará el cine de efectos especiales y controversia

La película protagonizada por Russell Crowe presenta una versión libre del relato de la Biblia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si se tratara de una acertada campaña de mercadeo, Noé llega a la cartelera nacional justo cuando comienza la temporada de lluvias en el país.

La película del director estadounidense Darren Aronofsky (el mismo de Cisne negro) inundará la pantalla grande de afortunados efectos especiales y controversia.

La historia, protagonizada por Russell Crowe, es una interpretación libre que Aronofsky y Ari Handel realizaron de la vida del personaje de la Biblia al que supuestamente Dios encargó la construcción de un arca para que él y su familia se salvaran junto con las especies animales cuando un diluvio limpiara la Tierra del mal.

En la cinta no se ve nada distinto hasta que aparecen unos vigilantes celestiales –animados al estilo Transformers– que fueron convertidos en rocas vivientes por desobedecer al creador. Además, en la película –que se estrena hoy en Venezuela– Noé se obsesiona con la idea de la purificación del mundo, hasta el punto de que se ahoga en el poder y deja morir a inocentes o pretende asesinar a sus descendientes para que la humanidad deje de existir.

Otra marcada diferencia con el texto sagrado se encuentra en que en el largometraje se hace hincapié en el mensaje ecológico, en relación con los estragos que causa la humanidad en el medio ambiente, sin dejar de lado el rechazo a la codicia, el pecado, el sexo y la violencia.

Las actuaciones de Jennifer Connelly (Naameh), Anthony Hopkins (Matusalén) y Ray Winstone (Tubal-cain) opacan las de Emma Watson (hija adoptiva de Noé creada para el cine), Logan Lerman y Douglas Booth.

Cabe acotar que Noé fue prohibida en países como Malasia, Emiratos Árabes, Qatar y Kuwait, donde es considerada blasfema.