• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Enemigo invisible apunta a la trágica farsa de la guerra

Helen Mirren destaca como la soberbia coronel Katherine Powell | Archivo

Helen Mirren destaca como la soberbia coronel Katherine Powell | Archivo

El filme del cineasta surafricano Gavin Hood se centra en un operativo militar transnacional para atrapar a tres terroristas que se esconden en Nairobi 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ataques con misiles, daños colaterales y muerte de víctimas inocentes. Podría leerse como una cadena casual de hechos en una guerra o un debate moral sobre las acciones militares en la captura de terroristas. Este es justamente el planteamiento que el director Gavin Hood y el guionista Guy Hibbert hacen en Enemigo invisible, una trágica farsa sobre la muerte y el juego a ser dioses en medio de conflictos armados. 

La historia se centra en un equipo de militares constituido por las fuerzas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Kenia, que inician una operación táctica en Nairobi para capturar a tres terroristas de Al-Shabaab mientras estos llevan a cabo una ceremonia para reclutar a dos jóvenes (un estadounidense y un británico).

La acción cambia drásticamente cuando una pequeña niña instala su puesto de venta de panes dentro del rango de daños colaterales. En ese punto, los personajes demuestran lo peor y lo mejor de sí mismos ante la disyuntiva de disparar o no un misil en la zona.

De lo que puede ser la premisa sencilla para un filme, se deriva una serie de dilemas éticos y legales sobre las consecuencias de las decisiones militares que toma una élite de poder. 

Los realizadores aprovechan para burlarse de los políticos, quienes emiten juicios drásticos, con el descaro de la indiferencia en medio de conferencias y partidos de ping pong. 

El filme presenta una panorámica de las nuevas formas de guerra en Medio Oriente y África, o lo que el periodista estadounidense Frank Hoffman denominó la guerra híbrida. Es así como Hood y Hibbert plantean el uso de drones y la repercusión en Internet. “Las revoluciones se alimentan de lo que se publica en

Youtube”, dice el procurador general interpretado por Richard McCabe. 

Helen Mirren destaca como la soberbia coronel Katherine Powell y el fallecido Alan Rickman interpreta al teniente general Frank Benson.

Los críticos alabaron el filme del director surafricano, que es conocido por las películas X-Men orígenes: Wolverine (2009) yEl juego de Ender (2013). En 2005, su cinta Tsotsi obtuvo el Oscar como Mejor Película Extranjera. 

Variety reseñó que se trata de un drama de suspenso que “entrelaza hábilmente elementos de tensión, marcados por el tictac del reloj y una trágica farsa”.