• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El principito emociona en la Riviera francesa

La cinta fue presentada fuera de competencia | Fotograma EFE

La cinta fue presentada fuera de competencia | Fotograma EFE

Chronic, del director mexicano Michel Franco, fue elogiada en el festival y pudiera recibir premios mañana en la gala de clausura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nueva película de animación El principito, presentada fuera de concurso en Cannes, no pretende ser una versión más de una historia archiconocida, sino retratar cómo el libro afecta a quienes lo leen y acercarlo a quienes aún no lo han hecho.

Dirigido por Mark Osborne, realizador de Kung Fu Panda, el filme cuenta la historia de una niña cuya madre ya ha planificado cada minuto del futuro de su existencia, encaminada a obtener el éxito en los estudios y después el profesional. La pequeña conocerá pronto a su nuevo vecino, un excéntrico aviador que le introducirá en el mágico mundo de El principito y que la ayudará a mirar las estrellas de una forma distinta.

El principito es una bella película que logró un prolongado aplauso en su estreno en el Festival de Cannes. “El libro era especial en mi vida. Mi mujer me lo regaló hace 25 años cuando estábamos en la universidad. Ella solía citarlo a menudo y cuando leí un ejemplar por fin lo entendí todo. Soy muy consciente del poder del libro y de que se convierte en parte de tu vida, por eso al principio dije que no al proyecto”, señaló Osborne.


Aplausos para Franco. El filme Chronic del mexicano Michel Franco, único de América Latina en competencia por la Palma de Oro, impresionó en el Festival de Cannes con una descripción sobria, realista y devastadora del tránsito a la muerte. Sensiblemente interpretada por el actor británico Tim Roth, la primera cinta rodada directamente en inglés por el realizador de 36 años de edad cosechó aplausos en la presentación a la prensa en el Gran Teatro Lumière.

Forma parte de los 19 aspirantes a la Palma de Oro y la reacción positiva en Cannes podría augurar algún lugar en el palmarés mañana a esta producción sencilla pero muy bien actuada, dirigida por este cineasta que ya ganó en 2012 el premio de la sección Una Cierta Mirada con Después de Lucía.

La película cuenta la historia de David, un enfermero que cuida a pacientes en fase terminal. Sencilla y eficaz, abarca el tema inevitablemente universal de la vejez, la enfermedad y la muerte, tabú para una sociedad occidental que a menudo deja a sus enfermos en manos de trabajadores anónimos.