• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El corazón de Caracas, de documental a propaganda

El largometraje de Simón Toro, que se estrena el viernes en el país, luce como una oda a la gestión del alcalde Jorge Rodríguez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los créditos de El corazón de Caracas se puede leer un agradecimiento peculiar: “A Jorge Rodríguez, capitán de este barco invisible”, en referencia a quien es, según da a entender el audiovisual, el mesías de la capital.

Sin sonrojarse, Simón Toro indicó ayer en rueda de prensa que la Alcaldía de Libertador fue el patrocinante principal de su documental. No titubeó al confesar que cuando realizaba las grabaciones no sabía dónde tendría la oportunidad de proyectar su trabajo: si en cine o en televisión. Respiró hondo, eso sí, cuando se le comentó sobre la cercanía del estreno de la cinta con las elecciones municipales, aunque fue firme al decir que si bien el filme tiene una posición política, no es partidista.

Con una estética amable, dirección de cámara interesante, agradables retratos de la ciudad, así como una banda sonora original y contagiosa, El corazón de Caracas hace un recuento, década por década, de las supuestas razones por las que la cuna del Libertador resultó en el caos estructural que es ahora. Escenas de archivo del Ávila virgen, del descubrimiento del petróleo, la construcción de autopistas, el levantamiento de barrios, sacudones sociales y de Hugo Chávez frente a las cámaras en febrero de 1992 son los platos principales que se le sirven al espectador de un menú ideológico heterogéneo.

Se está nuevamente ante el discurso que glorifica el sistema político actual por encima de los anteriores. 84 minutos que bien pudieron transmitirse en VTV o Vive TV, en el que el enemigo principal y culpable de todos los males que aquejan a los caraqueños es ese combo que forman el capitalismo, los medios de comunicación y el pasado (tomando como “presente” un lapso de 15 años). Un documental, si bien subjetivo como todos, que ni siquiera menciona en cuántos municipios se divide la ciudad ni los desaciertos de la actual gestión de la alcaldía. No hay cabida para el otro lado de la moneda.

En el encuentro con los medios, Toro aseguró que su intención fue mostrar un trabajo más optimista que negativo. “La idea es motivar a la gente a que sea parte del cambio positivo de la ciudad”, indicó el realizador. Ciertamente, el empoderamiento del llamado poder popular es el gran protagonista del largometraje.

El corazón de Caracas se grabó con una cámara tipo reflex entre 2012 y 2013. El equipo de producción constó de tres personas: director, productor y sonidista. La investigación en archivos fotográficos, pictóricos y fílmicos se realizó en seis meses.

Los testimonios de arquitectos, líderes comunales y trabajadores de la Alcaldía de Libertador forjan una semblanza sobre la capital que se presentará mañana en el Complejo Cultural Parque Central, con la participación del alcalde Jorge Rodríguez, y el viernes en las salas de cine comerciales del país.


El corazón de Caracas

Director: Simón Toro

Estreno: viernes

Salas de cine del Circuito Cinex