• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El club de los porfiaos es para los que no se sienten derrotados

La idea es emular una conversación en un bar con música en vivo | Foto Manuel Sardá

La idea es emular una conversación en un bar con música en vivo | Foto Manuel Sardá

La pieza se basa en una conversación sobre temas como el despecho y la incertidumbre en un país como Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fin de semana, César Miguel Rondón y Leonardo Padrón se sentarán en la barra de un bar. Ahí empezarán a hablar del despecho, de experiencias del desamor, de esa sensación de devastación y de nunca poder levantarse.

Es el comienzo de El club de los porfiaos, obra musical encabezada por ambos que poco a poco derivará en otra clase de reflexiones sobre la traición, la desesperanza,  el fracaso, la tristeza, el exilio y el país.

“Hemos descubierto que el venezolano porfía, no se deja derrotar fácilmente. Pensando en eso, me vino a la mente la imagen del porfiado, ese maravilloso muñequito que empujas y regresa. Se nos ocurrió hacer una gran reflexión sobre ese arte”, dice Rondón.

El show se presentará viernes, sábado y domingo en el Centro Cultural BOD. Héctor Manrique será el director de la obra.

La idea no es juzgar, mucho menos cuando se entra en la discusión de irse o no del país. “Los venezolanos estamos viviendo algo que nunca habíamos experimentado, nos estamos desintegrando. Los hijos por acá, los nietos por allá... Me enteré de una abuela que ve a sus nietos una vez al año, que para colmo hablan en inglés y ella no. Hay una circunstancia complicada”, indica.

Como al locutor no se le ocurre nada sin música, según sus propias palabras, buscó la complicidad del vibrafonista Alfredo Naranjo y el guitarrista Aquiles Báez para acompañar la tertulia que protagoniza con Padrón. Junto con ellos estarán el baterista Adolfo Herrera, el contrabajista Carlos Rodríguez y el percusionista Leowaldo Aldana.

“Son un trabuco que viajará por todos los escenarios de la porfía”, agrega Rondón sobre un conjunto que tocará salsa, tango, bolero, jazz, bossanova, rock y rancheras. Entre los 28 temas que se escucharán están “Inolvidable, “El malquerido”, “A felicidade”, “Cambalache” y el merengue caraqueño “El porfiado”, al que Báez le compuso una letra. “Habla sobre ese levantarse, es como un viagra cultural. Hay algo que nos reivindica con el país y es creer en él a nuestra forma”, expresa el guitarrista.

La idea es emular el ambiente de una tasca en la que se cuentan penas y glorias, mientras al fondo suena una música que se acopla al pensamiento y el recuerdo.

Padrón, quien secundó al periodista en el proyecto, no estuvo en la rueda de prensa por encontrarse en Cartagena, pero dejó grabado un video en el que habló de su participación. “Esto se parece mucho a lo que hemos sido durante nuestra vida. Hacer un tributo a lo que pensamos que Venezuela necesita. En tiempos de adversidad nada mejor que la persistencia”, señaló el escritor.

Sin eludir. La idea no es evitar los problemas, sino a través del humor y la música buscar otras perspectivas. “El porfiado no niega la realidad. Lo que hace siempre es levantarse, a pesar de lo que ocurra”, agrega Mariaca Semprún, “la única porfiada del grupo”, como ella misma bromea sobre su presencia en el elenco.

Adolfo Herrera destaca que es un acto que se propone incentivar a las personas sin importar su creencia, destacar que toda salida se tiene que lograr de pie. “Una cosa bella que tiene el arte es que no es dictatorial. Cada quien interpreta a su manera lo que decimos”, afirma el baterista.


El club de los porfiaos
Centro Cultural BOD
Viernes y sábado, 8:00 pm
Domingo, 6:00 pm
Entrada: 2.000 bolívares