• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El circo transcurre en un país con dualidades

Ascencio falleció en marzo de 2014 | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Ascencio falleció en marzo de 2014 | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Ana Teresa Torres es la prologuista del libro, del que hace lecturas políticas sobre el país y el debate entre dictadura y democracia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michaelle Ascencio solía ser abierta cuando escribía algún libro. No tenía problemas en comentar los desarrollos de su obra, bien sea literaria o ensayística. Sin embargo, con El circo (Editorial Alfa) fue diferente.

Para el trabajo de investigación previo a esta novela, que se publica de forma póstuma, fue más discreta, cuenta su amiga Ana Teresa Torres, encargada del prólogo de una historia ambientada en el período entre el gobierno de Rómulo Gallegos, su derrocamiento y las elecciones fraudulentas de 1952 durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, esas en las que resultó ganador el partido URD.

Hoy será la presentación de esta obra, en la que también se le rendirá un homenaje a la licenciada en Letras y Etnología fallecida en 2014. “Nunca supe nada sobre el libro, ni el argumento. Sí me contó sobre sus reiteradas visitas al Archivo de El Nacional para revisar noticias de la época en la que se desarrolla la historia. Por eso, cuando leí El circo, para mí fue una sorpresa. Las veces anteriores, siempre me comentaba los detalles de lo que hacía”, indica la autora de La escribana del viento.

La novela comienza con un grupo de cirqueros que tienen a una niña en su periplo por diferentes lugares, pero en su paso por Venezuela deciden dejarla con una familia desconocida, con la promesa de que la madre volverá a recogerla. Eso no ocurre, y la menor empieza a descubrir un mundo en medio de extraños, que a pesar de volverse parte de su entorno, pareciera tener reproches por el parentesco que se le negaba. La autora no se circunscribe a una casa o una ciudad. Caracas y Maracay son dos lugares importantes en el desarrollo de una trama en la que sectores militares desconfían de quien detenta el poder, a quienes ven solo como un novelista responsable de obras como Doña Bárbara. “Son varias las familias que se vinculan en la trama. En el caso de la niña es un destino incierto”.

Torres ve en la obra una metáfora existencialista sobre la vida. Por más espectáculo que fuera la vida del circo, trapecistas y payasos, con  el error más grave, pueden perder la vida. “Es solo una lectura. A lo mejor ella estará en desacuerdo. No lo podrías saber nunca”, aclara la escritora.

Una de las lecturas más interesante que la profesora resalta es la política. “Transcurre en una época en la que se está pasando de los gobiernos militares a la democracia, pero luego un golpe militar termina con ese período. Por alguna razón la autora escogió esos años. Pienso que puede estar vinculado con lo que ocurre en Venezuela actualmente, esa dualidad de no saber si hay una democracia o no. Es sobre esa lucha por instaurar los gobiernos civiles”.

La escritora habla de una sociedad de utopías traicionadas. “Somos un país utópico. Las utopías tienden a decaer, aunque la democracia es una razonable”, acota Torres quien estará hoy en la presentación de El circo en la librería Alejandría.

El circo
Librería Alejandría. Paseo Las Mercedes
Hoy. 11:00 am