• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El cascanueces vuelve a sus raíces

Este año quisieron traer invitados internacionales | Foto Williams Marrero

Este año quisieron traer invitados internacionales | Foto Williams Marrero

El nuevo director artístico del Ballet Teresa Carreño busca afianzar el estilo de Vicente Nebrada en la versión de la obra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este año Fabiola Fazzino se sumó a ese grupo de maestros de la primera generación que hace casi dos décadas interpretó la versión de El cascanueces de Vicente Nebrada.

Entonces encarnó al personaje de Clara, la niña que termina en un mundo de ensueño. Ahora, su objetivo es enseñar a las nuevas generaciones que participan en la obra lo que aprendieron del coreógrafo fallecido en 2002.


Héctor Sanzana es el artífice de reagruparlos. En los primeros montajes interpretó al abuelo y ahora es el nuevo director artístico del Ballet Teresa Carreño, que ayer comenzó su tradicional temporada de El cascanueces que culmina el domingo 21 de diciembre.

“Queremos exaltar los detalles de su creación. Todo puede estar escrito en el papel, pero no es lo mismo si no sabes lo que él nos decía”, comenta quien integra ese cuerpo de maestros en el que también están Javier Solano y Adriana Estrada.

Al director artístico le preocupa que se pierda el estilo del coreógrafo, especialmente cuando prevén celebrar el próximo año el vigésimo aniversario de la adaptación de la historia estrenada en 1892 con música de Piotr Ilich Tchaikovsky.

“Las nuevas generaciones no conocen sus formas. Provienen de escuelas en las que enseñan ballet clásico”, acota el bailarín chileno que en 1990 se unió al Ballet Teresa Carreño por invitación de Nebrada.

Ahora podría realizar cambios a las coreografías de la pieza, pero no se atrevería. “Gusta al venezolano, por lo que no amerita modificaciones. De haberlos, sería decisión de las autoridades del teatro”.

Su criterio no es lejano a la realidad. El miércoles en la noche hubo un ensayo general abierto al público. Padres y niños se abstraen por aproximadamente dos horas con la trama. Se deslumbran con los escenarios, las luces, la pirotecnia y las coreografías. Pueden ser las mismas cada año, pero aplauden tanto el primerizo como el consecuente.

Los niños no muestran señales de tedio, aunque se sorprendan. “Tengo miedo”, dijo uno de ellos mientras veía la batalla entre soldados y ratones.
 


Más montajes. A Sanzana le gustaría que la compañía fuera reconocida no solo por El cascanueces. Por eso considera montar en 2015 Romeo y Julieta en Uruguay, Chile y Argentina. “Todo depende del presupuesto. Este año fue exitosa la temporada que tuvimos acá. Por mí hiciera todos los clásicos posibles. El Teatro Municipal de Chile tiene estrenos casa tres meses. Claro, tienen más dinero. Si se puede, haré también la versión completa de El lago de los cisnes”, agrega.

Tenía planes de traer para una función de El cascanueces a Natalia Berríos y José Manuel Ghiso, del Ballet de Santiago de Chile, pero no consiguieron pasajes para su traslado a Caracas.

Otro de los proyectos de Sanzana es tener un equipo de bailarines fijos en la compañía. “Lo ideal para un ballet grande es tener al menos 60. Si se tiene menos es imposible hacer un repertorio clásico completo. Actualmente tenemos aproximadamente 35”, afirma. También considera necesario un ballet juvenil en el Teresa Carreño, pues la compañía se nutre de academias como Ballet de las Américas, Ballet de La Mar y la Escuela Nacional de Danza.

“Hay muchos jóvenes a los que les falta espacios para ser profesionales. De esa forma podemos hacer que maduren como artistas”, dice el director artístico.

El cascanueces
Sala Ríos Reyna
Teatro Teresa Carreño
Miércoles 17 4:00 pm
Viernes 19 6:00 pm
Sábados y domingo (13, 14, 20 y 21) 11:00 am y 4:00 pm
Entradas: Entre 100 y 400 bolívares