• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Don Quijote redescubre la locura en la danza

Foto Leonardo Noguera

Foto Leonardo Noguera

La pieza original de Marius Petipa y adaptada por Laura Fiorucci incluirá a más de 50 bailarines en escena. La música será ejecutada por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, dirigida por Rodolfo Saglimbeni

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En esta historia, como en otras, van unidos el amor y la alucinación. Pero en esta se funden en unas zapatillas, en un pas de deux, en la mano que se desliza delicadamente sobre el torso encorsetado. Y es que el hidalgo personaje de Cervantes que lucha contra molinos de viento y su escudero recorrerán en esta ocasión los caminos acompañados de un cuerpo de bailarines.

Después de casi 20 años vuelve Don Quijote. Se estrenará hoy en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño con coreografía de Laura Fiorucci, basada en la original del francés Marius Petipa. La música de Ludwing Minkus será ejecutada por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, con la dirección de Rodolfo Saglimbeni.

La obra en 3 actos –originalmente son 5 y 11 escenas– será representada por el Ballet del Teatro Teresa Carreño e integrantes del Ballet Nuevo Mundo y el Ballet de las Américas. Serán más de 50 artistas. La escenografía es, en su mayoría, la original. La diseñada por Enrique Bordolini para la versión que hiciera Vicente Nebrada. Al igual que el vestuario, ideado por Christina Giannini, el montaje incluirá piezas nuevas trabajadas en los talleres del teatro.

Fiorucci creó una coreografía de dos horas y la montó con los bailarines en nueve días. “Fue una carrera vertiginosa”, recuerda. “He dejado casi todo el orden tradicional del ballet. Apartando la mayoría de las secciones que bailan Kitri y Basilio, modifiqué las de los otros personajes, que tienen más protagonismo. Además, incorporé piezas musicales que nunca se habían bailado en el país”, cuenta la discípula de Nebrada.

Don Quijote comienza con la partida del caballero y su escudero en busca de aventuras. Llegan a un pueblo de Barcelona, donde una joven es obligada a casarse con el hombre más rico del lugar. Pero ella está enamorada del barbero. Juntos escapan hasta un campamento de gitanos y terminan en la taberna del pueblo.

“Espero que mi maestro (Nebrada) esté contento y que se note su influencia en mis creaciones, es algo que nos enorgullece a todos los que trabajamos con él. También espero que se vea mi propia personalidad y vocabulario. Ha sido una bendición trabajar con este equipo nuevamente”, finaliza la coreógrafa.


Partituras de oído. Fiorucci recuerda que cuando Christina Fungariño, coordinadora del Ballet Teresa Carreño, le propuso la dirección, comenzó a buscar todo material sobre la obra. Luego Fungariño se comunicó con la directora artística del Ballet de Lituania para que les facilitara las partituras. El proceso de revisión de esas notas lo hizo Saglimbeni. “Rodolfo me decía: ‘Laura, esto no está. Y esto tampoco’. Se levantaba a las 3:00 am a escribir lo que faltaba y a hacer las adaptaciones. Gracias a él y a Glenn Egner, quien hizo el copiado limpio, tenemos una partitura para mi versión”.

Saglimbeni afirma que la ventaja de esta partitura es su unidad: todos los números están orquestados para la misma cantidad de músicos. “Fue un estupendo ejercicio y se hizo en tiempo récord. Ensamblar la orquesta con el ballet es un trabajo difícil. Nos hemos aprendido la coreografía, lo único que no hacemos es bailar, pero estamos ahí al servicio de ellos. Dirigir es un trabajo rutinario. Pero este Don Quijote tiene la diferencia de que hay una relación íntima con la partitura, porque he mimado cada una de las 300 páginas”.


Don Quijote

Sala Ríos Reyna, Teatro Teresa Carreño, Los Caobos

Funciones: hoy, 7:00 pm; mañana, 5:00 pm; domingo, 11:00 am y 5:00 pm

Entrada: entre 40 y 200 bolívares