• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Divergente busca romper su propia barrera en Leal

Sobresalen artistas jóvenes que dan un respiro a Hollywood, como Shailene Woodley, Miles Teller y Zoë Isabella Kravitz | Foto Cortesía

Sobresalen artistas jóvenes que dan un respiro a Hollywood, como Shailene Woodley, Miles Teller y Zoë Isabella Kravitz | Foto Cortesía

Con una gran producción y el uso de la ciencia ficción pretenden superar los vacíos de la historia, así como la taquilla de los dos primeros largometrajes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La metáfora sociológica a la que diera vida Verónica Roth en la saga literaria Divergente llega a su fin en el cine, pero en pedazos. No solo porque el último libro de la trilogía se ha dividido en dos partes para la gran pantalla, sino porque el hilo conductor de Leal se caracteriza por intermitencias y vacíos. Sin embargo, con esta cinta los productores buscan superar el éxito de sus predecesoras.

Los personajes de la película dirigida por Robert Schwentke por fin saltan el muro que los separa del exterior. Tris (Shailene Woodley), Cuatro (Theo James) y el resto llegan a un ambiente desolado y tóxico en el que se erige, detrás de un umbral, el Centro de Bienestar Genético. En el nuevo ambiente el grupo se divide para poner en juego la lealtad a sus raíces.

El filme encierra una premisa antieugenesia confusa que parte del hecho de que Washington modificó el ADN humano para eliminar rasgos no deseados, lo que terminó en la destrucción del mundo y en el levantamiento de un muro para aislar a los ciudadanos “dañados” en una reserva en Chicago. Un argumento que podría haberse inspirado en el muro de Berlín o en la política de inmigración de Donald Trump.

El principal problema de Leal es que no es precisamente fiel a su propia lógica. Pese al contenido filosófico y las divagaciones trascendentales sobre la genética y la igualdad social, la cinta no es consistente.

En ocasiones las piezas no encajan y la cantidad de información genera dudas, para las que no disponen respuestas. Termina, entonces, siendo una red de hilos inconexos impulsados por la ciencia ficción que supera el conflicto a expensas de sus propias reglas, pero corta la armonía de la historia. Lo nuevo: una gran producción, escenarios más sofisticados y un gran despliegue de tecnología.

Sobresalen los artistas jóvenes que dan un respiro a Hollywood, como Shailene Woodley, Miles Teller y Zoë Isabella Kravitz.

The Hollywood Reporter señaló que se trata de otra película de acción en la que las grandes ideas quedan a menudo oprimidas por tópicos discordantes. “Más de lo mismo”, indicó.

Forbes reseñó: “Tiene una producción sólida, un puñado de decentes escenas de acción y un grupo de actores que hacen lo posible para mejorar el material”.

La serie ha sido criticada por ser poco arriesgada y predecible. Pero, así como sus protagonistas por fin pasan el muro, Leal pretende superar la barrera que lograron en taquilla sus predecesoras. Divergente recaudó 288 millones de dólares en el mundo e Insurgente logró 297 millones en total. Leal inicia su semana de estreno con 3,8 puntos de 10 en Rotten Tomatoes y 5,6 sobre 10 en IMDB.