• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Dauna, lo que lleva el río debutó a sala llena

<i>Dauna, lo que lleva el río</i> se exhibirá en la sección Native: un viaje por el cine indígena, desde Zacatecas a la Patagonia | Foto: Archivo

La película llegará a los cines venezolanos a mediados de marzo | Foto: Archivo

Es la primera película venezolana hablada en warao. La dirige Mario Crespo y tuvo su estreno mundial el sábado en el programa Natives de la Berlinale

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dauna, lo que lleva el río, es la primera cinta hablada en warao que llega a la gran pantalla. Esto último no es un eufemismo para su director, el cubano Mario Crespo. Los casi 30 metros de largo por 21 de ancho del complejo cinematográfico Sony Center, en Berlín, lo intimidan. Así se lo hace saber a las 350 personas que aguardan el estreno mundial de la producción venezolana en la 65 edición de la Berlinale, en el programa Natives, dedicado al cine indígena.

Crespo y su equipo de artistas y técnicos, muchos de ellos presentes la noche del sábado en la capital alemana, pasaron la prueba. Lograron agotar las entradas de la primera función y supieron llenar ese imponente espacio a fuerza de buena fotografía, un elenco de actores no profesionales pertenecientes a la etnia warao y una temática universal: el amor, el matrimonio y los conflictos de género.

Yordana Medrano encarna a Dauna, una chica que habla con un tigre y que dibuja su propia versión de la cosmogonia de su etnia.. Sueña con aprender español, estudiar y convertirse en maestra, pero pronto se da cuenta de que la sociedad le ha impuesto roles distintos a las mujeres.
La joven se rebela contra sus tradiciones y a pesar de que se casa con el amor de su infancia, Tarcisio, lleva una vida dividida entre su vocación académica y lo que su clan -en especial su marido- esperan de ella. "Dauna es una historia que pudo ser contada en cualquier lugar del mundo, pero decidimos que el Delta del Orinoco era el mejor lugar para hacerlo, porque las dificultades de género se intensifican cuando no eres blanca y estás rodeada de una tradición atávica", dijo Crespo.

El realizador trabajó en varios proyectos en la región durante 14 años. Allí entró en contacto con diversas comunidades indígenas. De allí que su obra tenga visos documentales.

La cinta se centra en tres personajes arquetípicos dibujados junto a la guionista Isabel Lorenz: Dauna, la mujer ilustrada y rebelde, Tarcisio, el marido posesivo y machista interpretado por Eddie Gómez, y el Padre Julio, un sacerdote encarnado por Diego Armando Salazar.

El personaje de Dauna está basado parcialmente en la vida del lingüista Pedro Juan Krisóbulo Bastard, miembro de la Academia Venezolana de la lengua, aunque también contiene muchos rasgos de las mujeres waraos que Crespo ha tenido la oportunidad de observar en la región.

El paisaje del Delta, en especial el Orinoco, es más que una locación. El río es una especie de narrador testigo que señala el pasado, el presente y el futuro. Así lo presenta Gérard Uzcátegui, el director de fotografía, quien fue seleccionado para participar en el Talent Campus de la Berlinale. El secreto de la bien lograda estética fue dejar que el entorno marcara el ritmo de su trabajo.