• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Boyhood: La obsesión por el paso del tiempo en pantalla grande

El drama de Boyhood está en el crecimiento de Mason | Foto Cortesía

El drama de Boyhood está en el crecimiento de Mason | Foto Cortesía

La cinta de Richard Linklater fue filmada durante 12 años, en un total de 39 días de rodaje, para un producto final de 167 minutos de historia. Está nominada a 7 premios de la Academia, incluyendo Mejor Película 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si algo determina la filmografía de Richard Linklater es el paso del tiempo. El director no oculta su obsesión contemplativa de la vida a través de la sencillez de sus momentos. De eso se compone el argumento de su última película Boyhood, que se instalará en la cartelera venezolana a partir de mañana.

El largometraje despertó sentimientos encontrados en la crítica especializada desde su estreno mundial a mediados de 2014. La aman o la odian, sin matices.

En principio, el planteamiento del cineasta ha sido generosamente alabado por su premisa: fue filmada durante 12 años, en 39 días de rodaje, de un recorrido que comenzó en diciembre de 2002 y culminó en octubre de 2013. Toda una excentricidad dentro de la industria.

El viaje de Linklater comienza con el plano principal de un niño de seis años acostado sobre la grama mirando al cielo. La mirada de Mason (Ellar Coltrane) se pierde en el horizonte, acompañado por los acordes de la canción Yellow de Coldplay. La banda sonora de mediados de los noventa.

El drama de Boyhood está en el crecimiento de este personaje, en su paso de la niñez a la adultez temprana. No hay mayores conflictos. Los cambios de la época son registrados gradualmente a través de la tecnología, de cómo se han convertido en un elemento protagónico en la construcción de las relaciones sociales. Blink 182, Arcade Fire, Lady Gagam, Vampire Weekend y Kings of Leon sirven como transiciones en la historia, como parte de esta evolución de adolescentes.

El crecimiento de Coltrane en la pantalla está acompañado de Ethan Hawke, pieza incondicional de Linklater, quien interpreta a un padre despistado e indiferente, que irremediablemente cambiará con los años. Patricia Arquette encarna a la madre, que cumple con todos los parámetros de la mujer abnegada que tanto le gusta a Hollywood. A esta familia se le suma Lorelei Linklater, la hija del director.

El proyecto se completó con un presupuesto ínfimo de 4 millones de dólares, con respecto al resto de la industria. El cineasta renunció a sus honorarios y se encargó por completo del largometraje, que resalta por su montaje.

Boyhood es el retrato de una familia norteamericana promedio que evoluciona de manera natural a partir de sus frustraciones, mudanzas, logros y pérdidas. La vida de los últimos 12 años de la clase media estadounidense, resumida en 167 minutos.

La idea inicial de Richard Linklater era rodar una serie de cortometrajes de 10 o 15 minutos de duración y presentarlos de forma autónoma, pero finalmente optó por enhebrar una película, proyecto que mantuvo en secreto durante el tiempo de la filmación. “Quise que la película reflejara la forma en la que pasamos por la vida, sin saber qué es lo que nos espera”, aseguró el director en una entrevista reciente. Una reflexión que se manifiesta en los diálogos finales cuando Patricia Arquette grita con rabia al ver marchar a sus hijos de casa: “¡Pensaba que había algo más!”.

Somnífero. Es el tiempo, precisamente, una de las principales críticas que ha recibido Boyhood desde su estreno. La han calificado de largamente aburrida por sus casi tres horas de duración, sin que ocurra un conflicto significativo en el argumento. Temas como la muerte, la separación, las relaciones imposibles, son contados de la manera más cotidiana, sin mayores dramas.

Para los especialistas del diario El País el cine debe darle drama a la vida misma para entender la realidad un poco mejor. Una mentira bien construida. “Y en Boyhood no hay nada de eso, solo una sucesión de escenas en las que no hay nada extraordinario ni pasa absolutamente nada”, sentencian.

La película se perfila como una de las favoritas para las principales categorías del premio Oscar, que se entregará este domingo. Para los críticos significaría el triunfo de los diálogos triviales y del elemental paso del tiempo, sobre historias de ficción mucho más elaboradas.   

Boyhood
Estreno mañana
Salas Cinex y Cines Unidos