• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Berlinale extendió la alfombra roja

Tilda Swinton es una de las actrices de The Grand Budapest Hotel | EFE

Tilda Swinton es una de las actrices de The Grand Budapest Hotel | EFE

The Grand Budapest Hotel es la cinta con la que se inauguró el certamen alemán, que cuenta con una gran presencia latinoamericana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La dirección de la Berlinale, abierta con el estreno de The Grand Budapest Hotel, decidió incluir dentro de la programación tres homenajes póstumos al actor estadounidense Philip Seymour Hoffman, a su colega austríaco Maximiliam Schell y el director húngaro Miklos Jancsó, fallecidos en los últimos días.
El festival abrió el desfile en su alfombra roja con las estrellas de The Grand Budapest Hotel, una comedia capitaneada por Ralph Fiennes y con una veintena de secundarios de lujo, como Willem Defoe, Adrian Brody, Tilda Swinton, Edward Norton y Bill Murray. El evento se aseguró con ese filme, dirigido por Wes Anderson, una inauguración diseñada para multiplicar los flashes en todas direcciones, desde el impecable protagonista hasta el debutante Tony Revolori, incluido el resto del elenco, casi al completo en Berlín.

The Grand Budapest Hotel va de lo esperpéntico a la trama policíaca, con pinceladas reflexivas acerca de la Europa de entreguerras y centrada en la figura del perfecto conserje, Monsieur Gustave, al que la herencia de una de sus octogenarias clientes y amantes convierte en preso, primero, y prófugo, después.

La película de Anderson abrió la sección oficial, integrada por 20 filmes y con gran presencia de cineastas latinoamericanos, los argentinos Celina Murga y Benjamin Naishtat, así como el brasileño Karim Aïnouz y la peruana Claudia Llosa, Oso de Oro en 2009 con La teta asustada.

Tras el mediático arranque se espera mañana a quien, según los planes del festival, está destinado a acaparar el máximo despliegue de flashes: George Clooney, director y actor de The Monuments Men, junto a Matt Damon, John Goodman y Bill Murray.