• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El humor político está en recesión

Con instrumentos jurídicos aprobados desde 2004, los comediantes han llevado el chiste político lejos de la televisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La política y quienes la ejercen siempre han sido materia prima para los comediantes y guionistas de televisión. Sin embargo, en Venezuela ya son historia los programas de humor que utilizaban ese tema como gancho.

En 2004, Sergio Jablón, quien fue guionista de Radio Rochela y ahora lo es de Misión Emilio, advirtió a El Nacional que el contenido de los espacios humorísticos iba a cambiar con la aprobación de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

Sin embargo, más allá de ese instrumento, Nacho Palacios, escritor de La Rochela desde 2005 hasta que el programa salió del aire, recuerda la aprobación de la reforma del Código Civil. En este se penalizó la ofensa al presidente de la República, al vicepresidente, a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, a miembros de los poderes públicos, ministros, diputados o al Alto Mando Militar.

"Hubo cosas pequeñas a las que tuvimos que adaptarnos.

Se limitaron las parodias de altos funcionarios, por eso buscamos la metáfora y reflejar las funciones, mas no los personeros", añade Palacios.

Siempre hubo en todos los programas de humor una regla tácita: no se caracterizaba al presidente de turno sino al final del período, cuando se hacía una evaluación del mandato en tono de parodia, indica Laureano Márquez. El humorista aclara que nunca tuvieron ningún tipo prohibiciones. "Gozábamos de mucha libertad. En La Rochela, los productores y gerentes eran respetuosos con nuestro criterio", añade.

Las imitaciones que se hacían de los expresidentes en Radio Rochela fueron muy populares: César Granados interpretó a Luis Herrera, Ricardo Gruber a Jaime Lusinchi y Cayito Aponte a Carlos Andrés Pérez, entre otros. Emilio Lovera se convirtió en Claudio Fermín y Laureano Márquez le dio vida a un corrupto convicto en una celda de lujo.

Cheverísimo, transmitido por Venevisión, también se mofaba del acontecer político con una aguda crítica a través de sketchs como el de "Rico McRico", protagonizado por Jorge Tuero y recordado por una frase en particular: "Los gobiernos pasan, pero el hambre queda". En este espacio se caracterizó por primera vez a un presidente en ejercicio: Rolando Salazar tuvo la tarea de imitar a Hugo Chávez a principios de su mandato.

Televen, que ahora transmite Misión Emilio, presentó en 1993 El show del camaleón conducido por Juan Manuel Laguardia, Manuel Graterol "Graterolacho" y Luis MuñozTébar "Lumute". Con el lema "Un rato con el gobierno y otro con la oposición" fue uno de los primeros programas dedicados exclusivamente al humor político.

La nueva era. Desde hace varios años, la política es el tema que más se extraña en los programas de humor. "La televisión es un negocio. Es impresionante cómo se consume el humor político y ninguna señal lo ofrece. Solo hay una explicación para eso: miedo. Le tienen terror porque los puede meter en problemas. El efecto Radio Caracas tuvo sus resultados y los canales tratan de mantenerse en el negocio", señala Márquez.

Con él coincide Rolando Salazar, quien asegura que la autocensura se ha instalado en los espacios radioeléctricos. Además, señala que parte de la responsabilidad de que el humor político haya desaparecido de la televisión nacional es de los dueños y ejecutivos de los canales. "Ellos tienen acuerdos y temores, y no van a poner en riesgo sus inversiones por programas de humor que molesten al gobierno", dice.

Emilio Lovera afirma que las manifestaciones de incomodidad son públicas y notorias: "No solamente las que hacía Chávez en sus cadenas, sino las que sigue haciendo Maduro. A mí me han nombrado tres veces y nunca para felicitarme.

Ellos conocen la reacción y el peso que sus palabras tienen.

A todo gobierno autoritario le molesta el humor".

En Misión Emilio hay ciertas palabras que los escritores no pudieron utilizar dentro de los guiones de la nueva temporada. "Escasez" es una de ellas.

Independientemente de los vocablos, los chistes tampoco pueden hacer alusión a ciertos temas, como las fallas en el suministro de productos básicos como el papel toilet.

Lovera dice que esa lista es larga y que está compuesta por cosas que no tienen nada que ver, pero que otros entendieron mal. "No hay prueba de que el gobierno haya hecho estas prohibiciones, pero lo hacen saber y se cuidan de que nadie los grabe. A nosotros nos lo informa Televen".