• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La historia de superación de Rocky renace en Creed

<i>Creed</i>: Rocky Balboa vuelve al ring, pero esta vez como entrenador. La historia de los personajes más emblemáticos del cine será estrenada en enero de este año / Archivo

Creed: Rocky Balboa vuelve al ring, pero esta vez como entrenador. La historia de los personajes más emblemáticos del cine será estrenada en enero de este año / Archivo

El director Ryan Coogler repite la fórmula de la película de 1976 y la aplica al hijo de Apollo Creed

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rocky Balboa ya no puede usar los guantes como antes. No tiene la rapidez ni la fuerza para lucirse sobre el ring. Es un viejo que se encarga de atender su propio restaurante. Así, Sylvester Stallone regresa a la pantalla grande como la leyenda del boxeo de los años setenta en Creed, una historia de superación personal y voluntad con nuevo protagonista: el hijo de Apollo Creed. 

El director y guionista Ryan Coogler repite la fórmula de la película de 1976 y la aplica a Adonis Johnson, interpretado por Michael B. Jordan. Las figuras principales de ambas cintas crecen en un entorno solitario. Trabajan en empresas donde no encajan, sueñan con boxear y repentinamente, siendo unos desconocidos, logran una pelea con el mejor pugilista del mundo. 

Pero a este relato de logros y oportunidades se le suma en Creed la búsqueda de la verdadera identidad definida por el modelo paterno. 

Adonis, quien vivió una niñez solitaria en hogares juveniles y correccionales, se muda con su madrastra, con quien disfruta de una vida de lujos. Pero no está satisfecho con quien es y busca en Rocky el legado de su padre para alcanzar el éxito.

En el filme, por el que Stallone está nominado al Oscar como Mejor Actor de Reparto, el tiempo y el lugar son fundamentales. La simbología de los seis filmes de la saga Rocky define la conexión entre el viejo y el joven boxeador, quienes deben superar juntos diferentes retos. No se hace esperar la icónica vista desde la cima de las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia y la estatua que Stallone mandó a crear en 1983, para Rocky III. Juegan a favor del recuerdo los videos de las peleas entre Rocky y Apollo que Adonis suele ver desde niño en Youtube. 

La película es la primera sobre Rocky que no escribe Stallone. Bien lograda y con un toque de comedia que conecta con el público, alcanza su mejor momento 40 minutos antes del final, cuando la tensión evidencia el lado más fuerte de los personajes. 

Stallone, de 69 años de edad, recibió en la reciente entrega de los Globos de Oro el premio al Mejor Actor de Reparto por este spin-off que estuvo a punto de rechazar después de la muerte de su hijo Sage. La interpretación de Jordan también ha sido elogiada por la crítica y ganó el National Society of Film Critics Award como Mejor Actor.

“La emocionante y emotiva nueva película de Coogler es la mejor entrega de la saga desde la original de 1976”, publicó Entertainment Weekly

Variety indicó que el filme “no solo está a la altura de la mejor de sus predecesoras, sino que forja de manera respetuosa su propio camino. Es inteligente y estimulante”.