• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La historia del siglo XX se escribe con lápiz labial

La pieza se centra en la rivalidad que existió entre Helena Rubinstein y Elizabeth Arden

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guerra Fría de la belleza comenzó en 1910. Dos mujeres, enemigas confesas que nunca se conocieron, levantaron sus imperios cosméticos en la ciudad de Nueva York.

Helena Rubinstein y Elizabeth Arden lograron consolidar sus compañías en una sociedad machista en la que ni siquiera tenían derecho al voto. Ambas compitieron por más de medio siglo, hasta que murieron en años consecutivos durante la década de los sesenta.

Señorita y Madame, de Gustavo Ott, es la obra que se pasea por los hechos históricos que marcaron el siglo XX usando como hilo conductor la histórica enemistad de Rubinstein y Arden. Fue estrenada en 2010 en el mismo espacio en el que se escenifica este año, el Teatro San Martín. Conserva los mismos elementos que hace cinco años, incluida la dirección de Luis Domingo González.

Sobre el escenario se ven dos puertas: la roja es la entrada al mundo de Helena Rubinstein (Verónica Arellano) y la dorada invita a conocer a Elizabeth Arden (Valeria Castillo). Ambos colores caracterizan el estilo que cada una le imprimió a su empresa.

Sobre sillas de ruedas tienen un encuentro con una periodista interesada en registrar la historia de las multimillonarias que se fueron ganando cada dólar en una competencia a pulso, en la que la más creativa llevaba ventaja hasta que la otra replanteaba sus estrategias.

Es así como la creación de sus fórmulas, las pruebas de maquillaje, sus aciertos y desaciertos empresariales, se van entrelazando con hechos marcados por la Primera y Segunda Guerra Mundial, el Holocausto y la llegada de la televisión.

“En medio de la Gran Depresión yo volví a comprar mi compañía por 1 millón de dólares (risas). Lo que me convirtió en la mujer más rica del mundo”, dice en uno de sus parlamentos Helena Rubinstein, mientras Elizabeth Arden grita desesperada: “La odio, ¿cómo lo hace, cómo lo hizo?”.

“La obra refleja la capacidad que tienen los artistas de reinventarse a través de la competencia. Ellas no buscaban destruirse, iniciaron una guerra creativa en la que mejoraban sus propios productos con base en las fórmulas de su adversaria”, señala el director del montaje.

Verónica Arellano considera que es una obra universal. “Echa por tierra la tesis de que el amor lo puede todo. En este caso el odio es lo que les sirve como combustible para superarse en una época en la que las mujeres estaban sometidas socialmente”, cuenta la actriz.

Señorita y Madame
Teatro San Martín, Avenida Principal de San Martín con puente 9 de Diciembre
Viernes y sábado, 8:00 pm
Domingo, 6:00 pm
Entrada: 60 bolívares