• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un héroe sin dinero y con una muda de ropa

Cortesía Villa del Cine

Cortesía Villa del Cine

Roque Valero, protagonista de Bolívar, el hombre de las dificultades, que tomó los Cuentos del arañero como fuente histórica, asegura que la película es para venezolanos de todas las tendencias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La polarización en Venezuela puede verse a través del cristal de la discrepancia entre modelos de productividad: por ejemplo, el Estado comunal versus la economía de mercado. Pero también entre la aceptación o no del culto a la personalidad.

El inminente estreno de Bolívar, el hombre de las dificultades, una de las tres películas sobre el Libertador de las que se ha tenido noticia en el año del aniversario número 230 de su natalicio, reabre el debate sobre la percepción de un hombre que es símbolo unificador de una nación, pero también figura divinizada y distorsionada cuyo legado puede ser arrebatado como trofeo en disputa.

Roque Valero, el protagonista seleccionado por todo un especialista en historia dentro del cine nacional, el director Luis Alberto Lamata, reconoce a Cuentos del arañero, del fallecido Hugo Chávez, como una de las fuentes históricas que tomó para construir su personaje de Bolívar. “Intenté no llenarme de historia. Porque básicamente lo que estábamos buscando era escudriñar un sentimiento. Ese ser humano que no era una estatua rígida, montado todo el día en un caballo dictándole pensamientos a un asistente. Según José Ignacio Cabrujas, otro de los autores a las que recurrí, era un tipo impulsivo, de voz chillona, flaquito. Lo que le faltaba en músculos lo tenía de grandeza espiritual y corazón”, indica el actor y cantante.

Depresión absoluta. Lamata se centró en los años 1815 y 1816. Bolívar, derrotado en Venezuela y ninguneado en Nueva Granada, se embarca hacia Jamaica con apenas una muda de ropa y un par de esclavos (uno de ellos además estuvo a punto de asesinarlo, sobornado por un espía español). “Son horas de vacilación y reflexión, aunque no de desmayo, preciosas para captar la sensibilidad de un hombre al que la manipulación posterior convierte en revolucionario de una pieza maciza”, señala Elías Pino Iturrieta, que visibiliza las profundas contradicciones de la criatura histórica en la entrega número 100 de la Biblioteca Biográfica Venezolana de Los Libros de El Nacional.

Bolívar, el hombre de las dificultades se filmó en Trinidad, una población de Cuba cuya arquitectura colonial se ha quedado congelada en el tiempo (como mucho en la isla). En una de las escenas más polémicas de la cinta, el Libertador desterrado considera quitarse la vida. “Es una de las secuencias más difíciles que he tenido que hacer como actor. Quedé muy cargado, llorando y pensando en la muerte. No tengo ninguna referencia personal de suicidio, entonces apelé a muchísimos otros sentimientos guardados en mi cerebro para llegar a esa sensación de vacío y de depresión absoluta”, señala Valero.

“Esta es una cinta en la que el adolescente se va a ir con un libro a verla y va a decir: me quedo con la película. En el sentido de que se muestra a Bolívar como nuestro verdadero superhéroe. Un tipo que sentía, que lloraba, que padecía, que sentía miedo, se enamoraba, se desenamoraba, se equivocaba y reconocía sus errores. Así como ahora existen otros superhéroes, como los que se tienen que levantar a las tres de la mañana para mantener una familia”, agrega el protagonista, quien a pesar de que ha asumido públicamente una postura a favor del oficialismo pide a los espectadores acudir en masa al cine y desechar la polarización: “Bolívar, el hombre de las dificultades es una gran demostración de que todos cabemos en el país, cualquiera que sea su tendencia”.


Bolívar, el hombre de las dificultades

Drama histórico. Venezuela, 2013

Director: Luis Alberto Lamata

Reparto: Roque Valero, Jorge Reyes, Beatriz Valdés, Juvel Vielma, Samantha Dagnino

Desde el viernes 16 de agosto en cines